Crisis en el BCE

Publicado por JOSE CARLOS DIEZ en CINCO DÍAS:

http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/2011/09/crisis-en-el-bce.html

 

La dimisión de Stark ha provocado una grave crisis en el BCE. No es casual que estas crisis se produzcan en momentos de máxima tensión de los mercados. Las diferencias venían de antes y la necesidad de acción provoca la dimisión. El puesto de Stark es clave ya que además de formar parte del consejo, dirige el servicio de estudios y es el responsable de proveer de documentación e información al Consejo para tomar sus decisiones.

En 2008, Stark perdió toda credibilidad y su autoritas al no anticipar al consejo que la economía, lejos de una espiral inflacionista, se dirigía a una depresión y el riesgo era la deflación. Stark fue el mayor contribuidor al error histórico del consejo al subir tipos en julio de 2008 en medio de la peor recesión de los últimos setenta años.

Lo peor es que en 2011 ha vuelto a provocar la equivocación del consejo. En marzo la tensión en el norte de África se llevó el petróleo a 120 $/barril y había riesgo de 200$ barril a final de año. El temor a la inflación era real y justificó la subida de tipos del BCE con la economía alemana creciendo en el 1tr11 a su mayor tasa de los últimos 25 años y con fuerte tirón de la demanda interna. Europa había recuperado su locomotora, que llevaba gripada desde 2001. Pero de nuevo el consejo se equivocó subiendo tipos en julio de este año con la economía estancada en el mejor de los casos, con riesgo elevado de recesión en el 4tr11 y los mercados al borde de un nuevo episodio de inestabilidad financiera.  

Stark ha aludido motivos personales pero no es creíble. Ayer se paseó por los medios explicando sus divergencias con la decisión del consejo de comprar bonos. Pero esto tampoco ha debido ser la causa. El BCE empezó a hacer medidas heterodoxas en 2008 y comenzó a comprar bonos bancarios en 2009. En 2010 inició un programa de compra de deuda pública de Grecia, Irlanda y Portugal. Por lo tanto, si era contrario a la compra de bonos, se debería haber ido en 2009.

Cómo siempre la causa habrá sido un problema de poder, como ya sucedió con Axel Weber. Los europeos nos beneficiamos de la soberanía del marco alemán y esto siempre ha dado un voto de calidad a los alemanes en el Consejo. Pero formalmente, el consejo está formado por 22 miembros y Alemania sólo tiene dos sillas, la del Presidente del Bundesbank y la de Stark. La realidad es que esta sensación de control y de protectorado que su gobierno está vendiendo dentro de Alemania es pura ficción. Por esta razón, ha salido ahora Alemania con una propuesta de reformar los tratados, simplemente para recuperar cuota de poder.

Lo más increíble es que Stark siga yendo por la vida de ortodoxo. Stark es un político de carrera que siempre ha ocupado altos cargos de responsabilidad cuando ha gobernado la CDU. En 1989, en la unificación, los informes técnicos recomendaban un canje de conversión de un marco del Oeste por cada cinco del Este. El Bundesbank acabó recomendando uno a tres. La decisión política del Gobierno de Stark fue uno a uno. Aquello supuso un brutal aumento del dinero en circulación en Europa en una economía sobrecalentada al final de un ciclo expansivo. Esto forzó posteriormente al Bundesbank a subir tipos al 10% forzando la recesión generalizada en toda Europa. Aquello por ejemplo precipitó las crisis bancarias en Suecia, Noruega o Dinamarca y desde entonces se generó la visión en aquellos países de que mejor estar fuera del Euro. También acabó provocando la crisis del Sistema Monetario Europeo en 1992. ¿Qué hizo en aquél momento Stark? Tragar como buen correligionario político.

En los noventa Alemania se embarcó en planes brutales de gasto público para reconstruir los länders del Este. Y Stark tragó. Tras la crisis del 2000, Alemania entró en un profunda crisis a la japonesa y aquello forzó al BCE a bajar los tipos al 2% y mantenerlos hasta 2005, contribuyendo a la burbuja de crédito global que ha sido la causa de la crisis que ahora estamos padeciendo. Y Stark tragó.

Te adjunto un archivo Descargar Table_maas en el que podrás comprobar cómo Alemania ha incumplido el límite de deuda de Maastrich del 60% desde 2001 y en 7 de los 11 años de vida del euro ha estado al límite o por encima del 3% de déficit. Alemania ha hecho una gestión nefasta de sus finanzas y Stark ha tragado, como un buen alemán. Si te fijas en 2010 con un crecimiento nominal próximo al 5% y un déficit del 3% la deuda pública alemana ha crecido más que la española. El enigma es que están recapitalizando a sus sistema bancario con cantidades ingentes de dinero público de los contribuyentes.

Aún así, el temor es que el proceso de recapitalización aún no ha acanado y el de reestrcuturación aún no ha empezado y ya llevan 11 años de retraso. Por esta razón, cuando Lagarde y el FMI piden recapitalización de los bancos más débiles están hablando principalmente de Alemania. En nuestra querida España estamos en fase de autoflagelación y con síndrome de estacolmo provocado por Merkel pero la realidad es que estamos el podium como el tercer país europeo que mejor ha cumplido sus comprimisos fiscales desde 1999.

La salida de Stark es una excelente noticia para los ciudadanos europeos. Platón y Aristóteles ya nos recomendaban que gobiernen los mejores y este señor ha demostrado ser un auténtico inútil. Crisis en Asia es oportunidad. Hay que eliminar el excesivo poder del economista jefe. Cómo en la Reserva Federal debe ser directamente el Presidente el que controle al servicio de estudios para evitar bicefalias. Además el nuevo economista jefe que ya no será consejero tiene que tener prestigio académico y estar especializado en economía monetaria.

Lo más triste es que de nuevo los alemanes vuelven a proponer al actual secretario de estado de hacienda que tiene el mismo perfil que Stark y como él ningún prestigio académico. Esperemos por el bien del BCE y de la economía europea que la elección sea meritocrática y no atendiendo a la nacionalidad y las cuotas de poder que tanto daño hacen a largo plazo.

A Jurgen Stark simplemente hasta nunca. Ha sido un gran alivio para este economista observador comprobar que por fin nos libramos de él.

Sígueme en Twitter @josecdiez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s