Retorna la Pasión por el Ladrillo

Julio Rodríguez López

(El Siglo, 13.2.2012)

 Las primeras medidas  adoptadas por el gobierno del Partido Popular resultan favorables a la vivienda en propiedad de nueva construcción. Los anuncios del ministro  de Agricultura y Medio Ambiente,  Arias Cañete,  acerca del contenido pro chiringuitos y pro construcciones junto al mar de la reforma de la Ley de Costas,  aclaran el destino que quiere para las playas de  España el nuevo gobierno. Destaca asimismo  la posición firme del candidato popular a la presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas Bocanegra, en favor del  denominado “turismo residencial” en el urbanismo a practicar por dicho partido en el caso de ganar las elecciones andaluzas.

  El Real Decreto- Ley 20/2011 (BOE de 31.12.2011) prorrogó a  todo el año 2012 el tipo superreducido del IVA del 4% para las entregas de viviendas nuevas. No se ha modificado el tipo impositivo del Impuesto sobre transmisiones patrimoniales, que grava las ventas de viviendas de segunda mano y que oscila entre el 7% y el 9%, según autonomías. Se aplica así un tipo bajo a las ventas de nuevas viviendas, y se introduce una discriminación  en contra de los adquirentes de  viviendas usadas.

  España tiene un parque de viviendas próximo a los 26 millones. La oferta de vivienda usada es mayor que la  de vivienda nueva.  Además,  los precios de las viviendas usadas son inferiores, en general, a los de la vivienda nueva de las mismas características. El gobierno de Rajoy  pretende animar las ventas de viviendas nuevas para estimular la nueva construcción residencial.

  El Real Decreto-Ley citado ha establecido que la deducción por compra de vivienda en el IRPF se aplicará como se venía haciendo hasta 2010, y ello con carácter retroactivo para 2011.  La deducción  es del 15% de una base imponible limitada a 9.020 euros anuales, 1.353 euros al año  para cada contribuyente. La ayuda fiscal citada podrá llevar a reducir en dos puntos el porcentaje de retención aplicable enla nómina. Elgobierno ha eliminado la  concesión de nuevas ayudas directas  al arrendatario joven, la  denominada “Renta Básica de Emancipación”, en vigor desde 2007.

  De nuevo se refuerza en España la discriminación contra el alquiler y a favor de la vivienda en propiedad. Las ayudas fiscales al alquiler se aplicarán solo a las rentas bajas. Cuando se comenta  la tendencia del español a la vivienda en propiedad no se trata de que lleve en el ADN la preferencia porla propiedad. Lareducida  proporción de hogares en  vivienda de alquiler se deriva de unas políticas destinadas a estimularla propiedad. Dichas políticas se iniciaron  en el régimen político precedente a la transición democrática. A Franco le salió bien eso de hacer de España “un país de propietarios”, aunque el impago de la hipoteca sea ahora una pesadilla para numerosos hogares.

  El teórico Ministerio de Medio Ambiente  pretende legalizar, vía nueva Ley de Costas,   bastante de lo construido junto al mar en la pasada fase de burbuja inmobiliaria. A la frecuente degradación de playas y montañas  se ha llegado por la actuación permisiva de los ayuntamientos y de los gobiernos autonómicos. En el futuro será difícil acceder a las playas, por las nuevas  barreras de chiringuitos y de construcciones en plena orilla del mar que impulsarán las normas que prepara el citado ministerio.

 En una entrevista en la SER el candidato a la presidencia del gobierno autónomo andaluz indicó que “el turismo residencial” será su prioridad en la política urbanística a desarrollar. En la pasada etapa de auge inmobiliario la construcción de viviendas teóricamente destinadas a segunda residencia desbordó con mucho a la  infraestructura hotelera existente. Esto  no ayudó al desarrollo del turismo, pues con frecuencia se rebajó el atractivo de las zonas costeras y de montaña  invadidas por el ladrillo residencial.

  Además, la construcción residencial expulsó  actividades productivas  agrícolas y de empresas pequeñas y medianas próximas a los municipios afectados hasta 2007. Bastantes de dichas empresas y actividades agrícolas, en especial las hortícolas,  eran perfectamente sostenibles. Ahora se las echa de menos, ante el parón abrupto de la nueva construcción. Los ladrillos no se pueden comer, desgraciadamente.

 El nuevo modelo productivo, la economía competitiva que pretende desarrollar el gobierno popular, puede  llegar a  ser “mas de lo mismo”. Los gobernantes deberían  ojear  las estadisticas. El Ministerio de Fomento estimó que a 31 de diciembre de 2010 habia en España 687.523 viviendas no vendidas de nueva construcción. 425.000 viviendas, el 62%,  estaban en las provincias costeras.  Además, España aparece entre los países más problemáticos de la Eurozona, que  son los que  registran los mayores déficits exteriores. Crecer desde el ladrillo requiere de financiación externa abundante. Dicho modelo conduce a más deuda exterior que, aunque sea privada,  la acaba sufriendo el conjunto de los ciudadanos españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s