Nota urgente sobre la tasa a la generación de electricidad (provisional)

12 de julio de 2012

Nuevas informaciones periodísticas introducen una enorme confusión sobre el contenido de la fiscalidad energética anunciada ayer por el Presidente del Gobierno en el Congreso y por el Ministro de Industria hoy en TVE a primera hora de la madrugada http://economia.elpais.com/economia/2012/07/11/actualidad/1342031810_688029.html  En base a las últimas informaciones disponibles, ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS hará, a lo largo de las próximas horas,  un análisis sobre su contenido, alcance y consecuencias, tanto desde una perspectiva jurídica cómo económica, de las medidas que puedan ser adoptadas por el Gobierno en los próximos días.

No obstante mantenemos provisionalmente el post publicado en nuestra WEB el pasado 10 de Julio en base a la información que hasta entonces estaba disponible, porque si bién los datos pudieran ser diferentes a los difundidos por la Agencia Europa Press -como ya se advertía- los fundamentos del analisis realizado permanecen.

NOTA:  ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS ha publicado ya la nota que en las líneas anteriores anunciabamos  http://wp.me/p1HlFd-SR

10 de Julio de 2012

Todo parece indicar – o así lo recogen los medios de comunicación – que el Gobierno en breve va a aprobar su medida estrella para solucionar el problema del Déficit Tarifario en el sector eléctrico: una tasa a la generación de electricidad en función de la facturación de cada central. Esta tasa será, en palabras del Ministro Soria, “homogénea y, al mismo tiempo, no discriminatoria”.  Si por ejemplo la tasa es de – digamos – el 5%, un MWh que se venda en el mercado eléctrico a 50 € (por ejemplo, un MWh de origen nuclear) pagará un impuesto de 2,5 €MWh, mientras que un MWh producido en una central solar fotovoltaica con una tarifa de  400 €MWh pagará un impuesto de 20 €MWh, esto es, un 800% superior al que pagará la energía vendida a precios de mercado.

La posibilidad de que el Consejo de Ministros acabe aprobando una medida similar a la descrita en los medios de comunicación, suscita ciertas reflexiones:

1- Los Ministros Soria y Montoro, o no saben microeconomía básica – todo es posible – o saben muy bien lo que quieren y cómo conseguirlo –esto también es posible. Los impuestos variables a la producción se traspasan a los precios finales que paga el consumidor. Cuando la demanda es inelástica al precio (como es el caso de la demanda de electricidad) la carga del impuesto recae sobre los consumidores. Por ello, para aquellos generadores con capacidad de traspasar el impuesto a precios, el impuesto no tendrá ningún efecto sobre su cuenta de resultados: pagarán el impuesto con el aumento de ingresos que obtengan vía los mayores precios de la electricidad. Esto aplica para todas las centrales del Régimen Ordinario (nucleares, hidroeléctricas, centrales de gas natural), que venden su producción a precios de mercado. Como la tasa impositiva es igual para todos, ninguno se verá expulsado del mercado al trasladar el impuesto a precios y ninguno verá mermados sus márgenes porque las tasas quedaran compensadas con los mayores precios.

2- Quien sí pagará el impuesto, además de los consumidores, es la generación del Régimen Especial (cogeneración y renovables), porque al recibir una retribución  fija por MWh, e independiente de los precios de mercado, no tienen capacidad de traspasar el impuesto a precios. Decir que las tecnologías convencionales también se verán afectadas porque al producir más pagarán más, es intentar maquillar la realidad económica. Sólo tiene sentido hablar en términos unitarios, porque sólo se factura en términos unitarios. El Régimen Ordinario pagará los impuestos que correspondan a su mayor producción, pero, por la misma razón ¡también facturarán más!

3- Una tasa homogénea para cosas que son distintas es todo menos “no discriminatoria”. Los MWh producidos en una central nuclear o en una central hidráulica tienen costes muy inferiores a los producidos en un huerto solar, en una planta termosolar, o en una planta de cogeneración y también márgenes operativos incomparablemente superiores (márgenes que, por cierto, nadie puede compartir porque esas centrales están protegidas por la ausencia de libertad de entrada a nuevos inversores). Y una tasa homogénea sería discriminatoria, además, porque las condiciones en las que las empresas invirtieron en cada una de estas tecnologías fueron  también muy distintas. Las inversiones históricas (típicamente nucleares e hidroeléctricas, previas al cambio regulatorio de 1997) se realizaron al amparo de una regulación de costes, cuya protección fue inmediatamente reivindicada por las empresas ante el temor de que el cambio regulatorio – nada más lejos de lo que realmente pasó – trajera consigo una fuerte reducción de precios. Por ello, las empresas eléctricas integradas en UNESA ya percibieron los Costes de Transición a la Competencia, en una cuantía superior a los 12.000 M€, y han seguido recibiendo del mercado (y de otros pagos regulados: primas con diversos nombres) ingresos muy superiores a los costes en los que incurren para la generación de electricidad. Muy al contrario, la generación del Régimen Especial sometida a tarifa recibe la retribución vigente establecida por las normas en el momento en que se llevaron a cabo las inversiones- y en mucho casos, esa misma retribución se ha visto mermada ya por medidas con carácter retroactivo (límites a la producción primada, límites al número de años durante el que tienen derecho a la percepción de las primas) que están horadando la seguridad jurídica y la confianza legítima en las normas que emite nuestro Estado.

4- La microeconomía también nos enseña que, para corregir los fallos de mercado, los impuestos hay que ponerlos en aquellas actividades que generan externalidades negativas, mientras que aquellas que generan externalidades positivas que el mercado no percibe, deben ser apoyadas con retribuciones complementarias. El Gobierno, de confirmarse la medida discriminatoria que anuncian los medios, ¡estaría gravando lo bueno, no lo malo! ¿O acaso no son externalidades positivas las que generan las tecnologías renovables: reducción de emisiones contaminantes, aprovechamiento de la curva de aprendizaje, reducción de la dependencia energética, mejora del saldo de la Balanza de Pagos, creación de empleo, de tejido industrial y empresarial, innovación….?

5- La solución al Déficit Tarifario tiene que pasar por el diagnóstico de su origen. Y el diagnóstico concluye irremediablemente en una conclusión: la responsabilidad del Déficit Tarifario hay que buscarla en el pago de precios que sobre-remuneran la electricidad producida en centrales nucleares e hidroeléctricas. Una tasa a la producción nuclear e hidroeléctrica sí, mejor que no hacer nada. Pero no esta tasa: ni de esta cuantía, ni de esta forma, ni para todas las tecnologías. Porque esta tasa sólo penaliza a los consumidores y a las renovables. Para las empresas eléctricas de UNESA, esta tasa es neutra. Puro maquillaje que a nadie puede engañar.

6- Los periódicos anuncian la tasa, pero esperemos que los Srs. Soria y Montoro se abstengan de confirmar la noticia. Sería una tropelía. Pero si la cometen, esperemos, al menos, que lo expliquen como aquí hacemos, por dos razones: primero porque los españoles no merecen ser engañados, y segundo para que no caigan en el más absoluto ridículo demostrando que carecen de los más elementales conocimientos de economía.

Detrás de la tasa a la generación de electricidad que vaticinan los medios, se esconde en realidad un impuesto a los consumidores. Detrás de un impuesto supuestamente no discriminatorio, se esconde una medida discriminatoria, injusta, e ineficiente desde el punto de vista económico, medioambiental y energético.

Srs. Soria y Montoro, no crean que porque sea el mercado quien fije los precios, Uds. quedan exentos de responsabilidad: el mercado los fija de esa manera porque ustedes mantienen un diseño de mercado no solamente ineficiente, sino también disparatado. Diseños de mercado hay muchos y mucho mas adecuados y eficientes que este que tenemos. Están todavía a tiempo. De momento los disparates sólo son noticias periodísticas. Por favor, no hagan un roto más en nuestro tejido industrial y en la confianza de los actores económicos y de los ciudadanos.  Hagan la reforma estructural que necesita el Sector Eléctrico. La competitividad de nuestra economía lo necesita.

ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s