Unos Presupuestos Regresivos y Antisociales


 

Mónica Melle Hernández, miembro de Economistas Frente a la Crisis y Profesora Titular de la UCM

Unos Presupuestos centrados exclusivamente en el déficit

Los Presupuestos Generales del Estado del 2013 se han elaborado exclusivamente con el único objetivo del Gobierno de Rajoy: reducir el déficitdel conjunto de las Administraciones Públicas hasta el 4,5% del PIB, frente al 6,3% previsto para el cierre de 2012. Sin embargo, al olvidar las políticas de impulso de la actividad, no servirán para sacar a España de la crisis ni para generar empleo, y por ello será difícil que logren incluso el cumplimiento del objetivo de déficit.

La propia Actualización del Programa de Estabilidad del Reino de España que maneja el Ejecutivo prevé que España no crecerá al 2% ni creará empleo hasta el año 2020. En 2016, la tasa de paro continuará en las cotas actuales, en el 24,6% de la población activa. La obsesión por la reducción del gasto público a toda costa hará que la maltrecha situación del PIB se prolongue varios años, no recuperando niveles de avance al 2 por ciento hasta el final de la década. Sigue leyendo

La NO reforma del sector eléctrico


por Natalia Fabra y Gerard Llobet, publicado en Nada es Gratis el 28/09/2012

El pasado 14 de Septiembre el Gobierno aprobó un Anteproyecto de Ley con el que pretende atajar el déficit de tarifa en el sector eléctrico. El Anteproyecto lleva el curioso nombre de “Ley de medidas fiscales en materia medioambiental y sostenibilidad energética”– curioso, porque el Anteproyecto no tiene nada ni de lo uno ni de lo otro, sino más bien de todo lo contrario. La pretensión del gobierno de atajar el déficit de tarifa por la vía impositiva – y no con uno, sino nada menos que con seis impuestos- prescinde del diagnóstico del origen del problema y hace recaer la mayor parte del coste de las medidas sobre quienes menos culpa tienen: los consumidores.

El mercado eléctrico para principiantes Sigue leyendo

Rescate: Una tragedia griega


 

Juan Ignacio Bartolomé es miembro de Economistas Frente a la Crisis

A Agamenón se le acumulaban los problemas. Había conseguido reunir en el puerto de Áulide más de mil embarcaciones y decenas de miles de soldados, con el propósito de conquistar Troya, cuya privilegiada posición en el vértice de Anatolia le permitía controlar el paso de los Dardanelos. Troya exigía tasas abusivas a los comerciantes por atravesar el estrecho lo que encarecía los productos y mermaba los ingresos públicos de las ciudades griegas. Convencer a todas éstas de que aportaran fuerzas no había sido fácil. Agamenón había utilizado amenazas, sobornos y, sobre todo, el argumento de los beneficios que reportaría al conjunto la conquista de Troya.

Sin embargo, la coalición estaba cosida con alfileres y estos se encontraban a punto de saltar. La expedición llevaba semanas encerrada en el puerto porque la persistencia de tormentas y vientos huracanados impedía su salida .La situación no podía mantenerse más tiempo, el peligro de desintegración era inminente y, siguiendo la costumbre asentada durante siglos, Agamenón convocó al Oráculo y demandó su dictamen.

El Oráculo, tras larga meditación, le comunicó que la solución era aparentemente sencilla. Los dioses podían acudir a su rescate, tenían en su mano las medidas adecuadas: Poseidón sabía aplacar los mares y a Eolo no le costaría ningún esfuerzo trocar el huracán en brisa favorable. Solo había un problema: los dioses exigían, a cambio, sacrificios.

“Bien, veamos las condiciones”, preguntó Agamenón. El Oráculo tuvo que armarse de valor para informarle. “La condición principal es el sacrificio de tu propia hija, Ifigenia”. El dictamen era trágico. Agamenón tenía que elegir entre dos alternativas inasumibles, el fracaso de la expedición o la vida de su hija. Sus consejeros abogaban por el sacrificio, al fin y al cabo se trataba de Ifigenia, no de ninguno de ellos y, tras dudas y vacilaciones, Agamenón decidió suplicar a los dioses que le rescataran y les entregó la vida de su hija.

Los dioses hicieron honor a lo estipulado, la tormenta amainó, los vientos se calmaron y la gran expedición pudo partir rumbo a Troya. Aunque Agamenón estaba lejos de sospechar lo que el destino le deparaba .A la madre de Ifigenia, Clitemnestra, su esposa, no le había  gustado, lógicamente, la decisión y, con los mimbres del rencor, fue tejiendo durante diez años su venganza que, al regreso a Micenas de un Agamenón victorioso, se concretó en las puñaladas que enviaron su alma al Hades. Así, los designios de Zeus se cumplieron.

Ni el Oráculo, ni Agamenón, ni sus consejeros se preguntaron por qué los dioses exigían el sacrificio: tenían asumido que los dioses eran caprichosos y no cuestionaban sus deseos. Lo asombroso es que más de tres mil años después sigamos sin cuestionar las razones de decisiones que sitúan a la economía española frente a dos alternativas inaceptables, cuando  existen medidas sencillas que podrían encauzar la salida de la crisis.

Sigue leyendo

El Gasto en Políticas de Empleo


José Ignacio Pérez Infante es miembro de Economistas Frente a la Crisis y de la Asociación Española de Economía del Trabajo

El gasto en políticas públicas de empleo o de mercado de trabajo se diferencia en el gasto en políticas activas y en políticas pasivas. Las políticas activas de empleo actúan directamente en el mercado de trabajo, bien influyendo en la demanda y/o la oferta de trabajo o bien facilitando el ajuste cualitativo de ambas variables. Más concretamente las medidas de este tipo de políticas se dirigen a incentivar la creación de empleo en el sector privado, a crear directamente empleo en el sector público, a favorecer la adaptación de la oferta de trabajo a la demanda de trabajo, mediante acciones de formación profesional para el empleo o mejoras en los servicios públicos de empleo, o a facilitar la inserción laboral de personas con especiales dificultades en el mercado de trabajo, como las discapacitadas. Por su parte, las políticas pasivas de empleo son las destinadas a compensar, al menos parcialmente, la reducción de ingresos que se produce por la pérdida de empleo de las personas que se encuentran desempleadas, destacando como las más relevantes las prestaciones por desempleo, aunque también suelen incluirse en este tipo de políticas las ayudas públicas a la jubilación anticipada de trabajadores por motivos relacionados con el mercado de trabajo. Sigue leyendo

Derechos, mercado y luchas políticas. A propósito de la reforma sanitaria de la Administración Obama


Por su interés, reproducimos el resumen del artículo publicado por María Luz Rodríguez Fernández Marialuz.rodriguez@uclm.es  profesora de la Universidad de Castilla-La Mancha y miembro de Economistas Frente a la Crisis, cuya versión íntegra se puede encontrar aquí.

Resumen

En 2010, el modelo norteamericano de protección de la salud fue sometido a una profunda reforma por parte de la Administración Obama. En este artículo se analizan las disfunciones y los costes que produce un modelo sanitario privado y basado en el juego del libre mercado, así como la confrontación política en torno a dicha reforma. También es objeto de análisis, fundamentalmente desde la perspectiva económica, el llamado “mandato individual” u obligación ciudadana de tener seguro médico, que es la pieza clave de la reforma, junto con los motivos que han llevado a la Corte Suprema de los Estados Unidos a considerar el mismo un impuesto y su conformidad con la Constitución.

1. Un mercado privado de salud en busca de una reforma

Para alguien que ha crecido en la cultura jurídica del Estado Social puede resultar sorprendente el modo elegido por la Administración Obama para garantizar la protección de la salud de toda la población norteamericana. A diferencia de lo que sucede en buena parte de los países europeos, donde sus constituciones reconocen los derechos sociales, Estados Unidos no ha completado la evolución en el ámbito de los derechos que explicara T. H. Marshall (1950: 10-27) en CitizenshipandSocialClass, ya que, una vez reconocidos los derechos civiles y los políticos, la Constitución americana -o, más bien, la sociedad americana- nunca ha dado el paso de reconocer en el mismo nivel los derechos sociales. Por ello, ni en el pasado ni en el presente han apelado a la Constitución o a un inexistente derecho a la salud de la ciudadanía para construir su sistema sanitario. Es el mercado el que proporciona los cuidados sanitarios a la gran mayoría de los norteamericanos y es interviniendo en el mercado como la Administración Obama pretende obtener el acceso universal al sistema de salud.

Pinche aquí para leer el artículo completo.

Editorial de El País Negocios: Oportunidad perdida


El País 22 de Septiembre de 2012

El mercado energético en España, en particular el eléctrico, necesita con urgencia una reforma en profundidad con el propósito de reducir los costes de la energía por unidad de producto en el conjunto de la economía española. Esa reforma, que viene reclamándose públicamente al menos desde principios de 2004, cuando se advirtieron las nefastas consecuencias del mecanismo de fijación de la tarifa eléctrica puesto en marcha por la administración del PP, se ha convertido casi en cuestión de supervivencia del sistema debido a la amenaza que representa el llamado déficit de tarifa (diferencia entre los ingresos que proporciona la tarifa eléctrica aprobada por el Gobierno y los derechos reconocidos hacia las empresas por el mal llamado mercado de electricidad), calculado a diciembre de 2011 en 24.000 millones y que, debido a la incapacidad del regulador para gestionar el mercado y la caída de la demanda eléctrica, difícilmente bajará de los 28.000 millones en 2012. Es una deuda teórica de los consumidores hacia las empresas que contamina la estabilidad de la financiación pública y privada en España en un momento especialmente delicado para la estabilidad del Tesoro español y cuando las empresas eléctricas acumulan endeudamiento en torno a los 70.000 millones, difícilmente explicable en varios casos, que amenaza su situación financiera a medio plazo. Sigue leyendo

Sobre la fiscalidad energética: Jorge Fabra Utray en “Hoy por hoy” de la Cadena Ser


Pepa Bueno pregunta a Jorge Fabra Utray, miembro de Economistas Frente a la Crisis, cuales podrán ser los efectos en el precio de la electricidad y del gas a consecuencia de la nueva fiscalidad energética presentada por el Gobierno al Parlamento el 14 de Septiembre 2012 a través de un Anteproyecto de Ley. (17 de Septiembre de 2012)

Del minuto 30,12 al 36,38: http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/hoy-hoy-00-07-2012/csrcsrpor/20120917csrcsr_12/Aes/

EUROVEGAS, otra multinacional subvencionada


(Este artículo ha sido publicado en El Huffignton Post el 22/09/2012)

Por Ignacio Muro Benayas, miembro de Economistas Frente a la Crisis

Ni el seguro de paro ni los fondos del FORCEM para la formación, gestionados por sindicatos y empresarios, son subvenciones. Son recursos que surgen de los propios trabajadores, cantidades previamente detraídas de sus cotizaciones. No importa, se seguirá oyendo como les llaman subvenciones. Se trata de insertar en la cabeza de la gente la idea de que todo lo que supone el derecho del trabajo es un mundo declinante, antiguo, mientras que los empresarios crean futuro y riqueza, compiten sanamente, sin ayudas.

No se deje engañar. Si quiere conocer donde se irán nuestros próximos dineros apunte a Eurovegas, el mejor ejemplo de cómo un gran empresario puede conseguir rendimientos del 20% sobre una inversión, sin arriesgar recursos propios.  Sigue leyendo

Una nueva prima de riesgo para los españoles: la eléctrica.


Economistas Frente a la Crisis

En Junio de 2012, Economistas Frente a la Crisis ya denunció la graves consecuencias que se podrían derivar de confirmarse lo que entonces eran sólo rumores. Entonces ya avanzamos que la pretensión del Gobierno de solucionar el déficit tarifario a través de impuestos a la generación eléctrica se traduciría en un fuerte aumento de precios, un fuerte impacto sobre las energías renovables (aquellas cuya retribución no depende, o depende en menor medida de los precios de mercado), y que por el contrario, tendría un impacto despreciable sobre las cuentas de las empresas  integradas en UNESA. Los rumores, con ligeras variaciones, se han concretado con la aprobación del Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales en Materia Medioambiental y Sostenibilidad Energética- palabras vacuas que esconden justo lo contrario. Economistas Frente a la Crisis analizará en detalle el contenido del Anteproyecto, y lo que al Anteproyecto le falta. Pero queremos adelantar ya la evidencia que confirma nuestros peores temores. Sigue leyendo

Tecnocracia y transparencia en la Economía Española


No es la formación económica de los líderes, sino la transparencia de las instituciones, la que determina el desempeño económico. La apelación a la tecnocracia es mera ideología disfrazada de eficiencia económica.

José Moisés Martín es economista y miembro de Economistas Frente a la Crisis.

Desde el inicio de la crisis de la eurozona, y muy especialmente durante el período en el que coincidieron Papademos en Grecia y Monti en Italia, se ha abierto un importante debate sobre la conveniencia de mantener, en situaciones de crisis, gobiernos de unidad nacional –o de salvación nacional- bajo el liderazgo de lo que se ha denominado un “tecnócrata”.

Este debate, con menos intensidad pero no por ello con menos importancia, se ha reflejado también en algunos creadores de opinión que, utilizando la vía de las tribunas en importantes medios de comunicación, han insistido en la conveniencia de que España se dote de un gobierno de técnicos, apoyados por una gran mayoría parlamentaria que sumaría a los principales partidos “mainstream”, como son el Partido Popular, el PSOE, y probablemente, PNVy CiU. Este gobierno tendría una gran legitimidad de origen –apoyo de más del 85% del arco parlamentario- y también gran legitimidad de resultados, pues, según los defensores de esta posición, situar a los técnicamente más competentes en el liderazgo del Estado garantizaría mejores resultados en la gestión de la crisis.

Sin embargo, y con independencia de la crítica política y moral que cabe realizar a esta propuesta (la técnica no es neutral, sino que siempre está al servicio de un proyecto político concreto) si nos centramos en términos estrictamente económicos, la evidencia empírica demuestra que este razonamiento no se corresponde con la realidad.

Sigue leyendo