Presentación del Libro “No es Economía, es Ideología”

El día 26 de noviembre, ante un auditorio con el aforo completo, se presentó el Libro “No es Economía, es Ideología”, de Economistas Frente a la Crisis, publicado por Deusto-Planeta.

La presentación corrió a cargo de Jorge Fabra, Juan Ignacio Bartolomé, Antonio González y Josep Borrell, con la moderación de Miguel Ángel Aguilar. Imagen

Tras la presentación, los autores del libro mantuvieron un debate sobre diferentes contenidos del mismo, como fiscalidad, sector financiero, política del euro, o la enseñanza de la teoría económica.

La afluencia de público fue masiva y una buena parte del mismo no pudo entrar en la sala por encontrarse el aforo completo.

Imagen

Para escuchar la entrevista realizada por Pepa Bueno en “Hoy por Hoy” a Josep Borrell sobre el contenido del libro, pulsa aquí.

Para escuchar la entrevista realizada por Carles Francino a José Moisés Martín en “La Ventana”, pulsa aquí.

Para leer la crónica de la presentación, pulsa aquí.

Desde Economistas Frente a la Crisis queremos agradecer a todas las personas interesadas su participación en el encuentro, y queríamos también disculparnos ante todas aquellas que no pudieran entrar en la sala por falta de capacidad. Sin duda, la convocatoria desbordó todas las previsiones. El libro se encuentra a la venta en las principales librerías.

5 pensamientos en “Presentación del Libro “No es Economía, es Ideología”

  1. No pude asistir. Pero leeré el libro.
    Y os felicito por la labor cívica que, desde que os echastéis “a la calle”, estáis realizando.
    Hay que cambiar muchas cosas en este país. Y una de las más importantes es la percepción de la realidad por parte de los ciudadanos.
    Realidad que se nos ofrece permanentemente travestida con la ideología de los mercaderes del dinero.
    Saludos.

  2. Fue un encuentro muy entrañable por que tuve ocasión de saludar a amigos.
    Todo lo que se puso de manifiesto por parte de los ponentes fue muy interesante y, el debate posterior, mejor.
    Espero que las ideas que vayan surgiendo de este Grupo puedan ser llevadas a buen fin cuanto antes.

  3. Como ya os dijimos allí, fue una vergüenza que dejaráis en la calle a decenas de personas para colar descaradamente ante ellos a amigos, familiares, amigos de amigos, familiares de familiares, ex-ministras. Nosotros estábamos igual de invitados que ellos y habíamos llegado primero. No es lo que se espera en un foro así y de quienes predicáis, pero a lo que se ve no dáis trigo. Afecta a vuestra credibilidad, ya lo creo. Saludos.

    • Estimado/a Sr/a. Menendez, su comentario es completamente injusto y con seguridad resultado de falta de información y, posiblemente, de reflexión.
      El salón de actos del Instituto Francés está ubicado en el Consulado Francés y, por consiguiente, bajo estrictas normas de uso, incluido su aforo.
      En la invitación se especificaba con toda claridad que la entrada era libre hasta completar aforo. La entrada fue controlada por personal del Instituto, guardas de seguridad y, naturalmente, por ser sede diplomática, también por la policía nacional. No se trata de decir con esto que de otra manera se podrían haber incumplido normas de seguridad -que de ninguna manera se hubiera hecho- sino que el régimen de su uso es decisión exclusiva del Instituto Francés.
      No obstante, a petición de EFC, accedieron a desplegar algunas decenas de sillas disponibles en el recinto en los amplios pasillos y accesos al Salón de Actos.
      ¿Y cuál era el aforo libre? Pues era el numero de butacas (250), luego ampliado con otras 50 sillas plegables (aproximadamente). Es decir más o menos 300 plazas, a las que había que descontar las que EFC había reservado para sus miembros fundadores, para los ponentes, para los autores del libro para algunos colaboradores en temas concretos (tan concretos como traducción de documentos, comunicación y organización de actos fuera de Madrid etc.) y además a 5 invitados a los que no queríamos hacer ningún favor sino, por el contrario, queríamos que el favor nos los hicieran a nosotros aceptando nuestra invitación. Entre unos y otros, efectivamente, había algún ex ministro, como por ejemplo J. Borrell, coautor, miembro de EFC y ponente en el acto que hubo que rescatarle de la aglomeración de la entrada, y algunas otras caras conocidas. Sin embargo, no hubo que hacer casi uso de esas butacas reservadas porque la mayoría de sus destinatarios habían llegado antes de que el Instituto cerrara las puertas. En concreto, EFC sólo necesito pedir que se dejara entrar a cinco personas expresamente invitadas, entre las que tenían asiento reservado, de las más de doscientas -según algunos calculos- de las que no pudierón entrar.
      Es cierto que algunos de los asistentes habían puesto su abrigo o chaqueta en la butaca de al lado para reservar butaca a algún amigo o familiar al que esperaban y que espontáneamente comunicaron a quien controlaba la entrada que futano o mengano tenía sitio.
      ¿Cual es el problema? ¿Siempre que ha ido usted al teatro, a una conferencia, a un museo, al cine… ha encontrado entrada? ¿O se ha enfadado porque en la cola le haya adelantado alguien que se ha incorporado por delante de usted al puesto ocupado por un amigo o amiga que estaba haciendo cola mientras él aparcaba el coche? ¿O cuando ha entrado en un aforo no numerado y no se ha podido sentar en una silla o butaca porque estaba reservada por el de al lado? En fin, seguro que usted, Sr. Menendez, se le ocurren un centenar más de ejemplos.
      EFC ha lamentado que entre algunos de los presentes en la cola que no pudo acceder a la presentación del libro se haya producido un cierto enfado. Y hemos pedido disculpas públicamente a través de nuestra WEB. También se las pedimos a usted y confiamos en su comprensión.
      ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS.

      • Mire, esta maniobra de publicar mi comentario sólo después de que Vd. me dirija un correo-e sin firma, yo le conteste por esa misma vía y Vd. omita ahora la respuesta creo que le descalifica. Si después de lo que ví en M. Ensenada ahora tengo que ver esto, comprenderá que no tengo interés alguno en proseguir conversación con un ventajista. Una pena para la organización a la que pertenece. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s