La situación del empleo se agrava y exige un cambio completo en las prioridades de la política económica

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha dado a conocer hoy los datos mensuales correspondientes a la Afiliación a la Seguridad Social y al Paro Registrado en las oficinas de empleo.

Lo más relevante de esta información son las cifras correspondientes a la Seguridad Social, debido a dos tipos de razones. En primer lugar, los datos de Afiliación a la Seguridad Social constituyen un exacto indicador del empleo y su evolución, ya que el alta es requisito legal obligatorio en todo tipo de trabajos por cuenta ajena o por cuenta propia. Esta es una diferencia esencial en relación con los datos del Paro Registrado, ya que en este registro la inscripción por parte de los demandantes de empleo es voluntaria, salvo si se perciben prestaciones por desempleo.

Y en segundo lugar, los datos de la Seguridad Social son relevantes en sí mismos porque reflejan un empeoramiento en el proceso de pérdida de empleo en relación con los meses de enero de los años anteriores, al tiempo que señalan que el volumen de empleo formalizado (que ingresa sus cotizaciones sociales) es el más bajo desde el año 2002.

En efecto, la caída de los afiliados en el mes de enero supera las 260.000 personas, una de las más altas del periodo de la crisis, pero en una línea similar a la de los años anteriores. Sin embargo, cuando esas cifras se corrigen de los efectos estacionales, como hace la propia Seguridad Social, se observa que el deterioro es mucho mayor este año que los anteriores. Así, frente a las habituales caídas de la Afiliación en los meses de enero, que durante el periodo de crisis y a partir de 2010 venían aminorándose, en 2012 se agudizan y en 2013 han vuelto a empeorar.

Estos datos ponen de manifiesto que el empleo ha continuado en este inicio de 2013 el proceso de agravamiento que señaló hace unos días la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2012.

Por otro lado, además de recrudecimiento coyuntural de la destrucción de empleo, es preciso llamar la atención sobre el deterioro acumulado por el empleo durante esta crisis. Se han perdido ya prácticamente tres millones de afiliados a la Seguridad Social (2.994.000), un dato que refleja la enorme insensatez de una política económica cuyos efectos económicos y sociales son demoledores.

1 2 3

Fuente: Elaboración propia a partir de Seguridad Social (MEYSS)

Los datos de Paro Registrado, en contraposición a los de Seguridad Social muestran una realidad con matices diferentes. Aunque el incremento de 132.000 desempleados es muy elevado, similar al de otros años anteriores de la crisis, es inferior al registrado en 2012 y 2009, y en términos corregidos de variaciones estacionales muestra incluso una reducción del paro de 10.500 personas.

Este dato es obviamente incoherente con la destrucción de empleo que refleja la Seguridad Social y exige una explicación. Las razones de esta divergencia son las siguientes:

1º.  Mientras la Afiliación es un registro, como se ha dicho, obligatorio, el Paro Registrado es voluntario, salvo cuando se están percibiendo las prestaciones por desempleo.

2º.  En esta etapa de la crisis, y ya desde hace más de un año se viene acelerando el volumen mensual de desempleados que agotan sus prestaciones por desempleo y por lo tanto deja de ser obligatorio su registro en las oficinas de empleo.

3º.  La terrible situación del mercado laboral, que refleja cada vez menores oportunidades de empleo, está produciendo un efecto desánimo muy fuerte.

4º.  Los servicios públicos de empleo captan en general pocas ofertas de empleo y mucho menos en las adversas condiciones actuales, por lo que las posibilidades de los desempleados de obtener un puesto de trabajo a través del registro como demandantes son remotas.

5º.  Todo ello hace que cada vez un mayor número de desempleados abandone cada mes el registro de demandantes de empleo por no renovación de su demanda debido a ese efecto desánimo. Y ello hace bajar artificialmente las cifras de Paro Registrado.

6º.  Aparte de lo anterior, que es lo más relevante, existe un desfase temporal momentáneo entre ambas fuentes ya que la baja en la Seguridad Social es inmediata a la pérdida del empleo, pero el registro en el Paro Registrado puede demorarse hasta quince o más días, por lo que parte de las pérdidas de Afiliación de un mes pueden ser los Parados Registrados del mes siguiente.

En definitiva, esta aparente caída del paro no es tal, y nada tiene que ver con que mejore la situación del desempleo, cosa que solamente puede suceder cuando se comience a crear empleo. Algo que no solo no está más cerca sino que, tal y como indican los datos del mes de enero, parece haberse alejado ante la incomprensible pasividad de los gestores de la política económica.

Para Economistas Frente a la Crisis es absolutamente necesario y urgente un cambio en la política económica que sitúe la prioridad en aquello que sin duda ha de ser el objetivo más importante de la política económica en este momento, y que no es la reducción del déficit público sino la creación de empleo, además de la puesta en marcha de políticas activas de empleo específicas para aquéllos colectivos con especiales dificultades para reintegrarse en el mercado laboral cuando la actividad se recupere.

ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

Un pensamiento en “La situación del empleo se agrava y exige un cambio completo en las prioridades de la política económica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s