Los Presupuestos para 2014: primeras impresiones

Mónica Melle Hernández (@monicamelle) es Profesora Titular de Economía Financiera de la Universidad Complutense y miembro de Economistas Frente a la Crisis

 De los países de la UE, España es el que tiene las perspectivas menos halagüeñas para los próximos cinco años, con un crecimiento medio anual del PIB de tan sólo un 1,33%, según las recientes proyecciones de Bloomberg, con datos del FMI y Eurostat. Con un crecimiento tan reducido, la economía española, después de varios años con recortes sucesivos del gasto público en los Presupuestos, necesitaría mayor inversión en los factores que explican la competitividad, principalmente educación e investigación y desarrollo.

Respecto a los ingresos, el gobierno prevé ingresar en 2014, 128.159 M€ (un 3,4% más que lo estimado para este ejercicio), prorrogando la subida del IRPF y el recargo sobre el IBI, y confiando en la recuperación económica. Sin embargo, la atonía del consumo interno seguirá ante la continua merma en la capacidad de compra de las familias, que han sufrido a la vez reducción de salarios (no sólo el de los funcionarios) y pensiones, y subidas en los impuestos, y puede dar al traste con las previsiones del gobierno. Otro riesgo adicional para cumplir los objetivos del gobierno, en materia de ingresos, es que el crédito tarde en fluir a las PYMES y se retrase aún más la tenue recuperación y la resolución del drama del paro. Lo que también afectaría al gasto estimado para hacer frente a las prestaciones por desempleo.

En relación con los gastos, el pago de los intereses de la deuda absorberá en 2014, 36.590 M€, y el gasto no financiero de los Ministerios (gasto en personal y gasto corriente) 66.336 M€, un 5,6 % más que en 2013. Sin embargo las transferencias corrientes o gasto disponible para las políticas públicas que llevan a cabo los Ministerios disminuyen un 4,7% en 2014, al suponer solo 34.584 M€. De estas políticas, para investigación, desarrollo e innovación se destinarán 5.633 M€, que aunque representan un 1,3% más que en 2013, resultan insuficientes para ayudar al cambio de modelo productivo, al crecimiento y al empleo; sobre todo después de los importantes recortes que también se produjeron en 2011 y 2012 y del tenue crecimiento de un 0,2% del ejercicio pasado.

El Gobierno ha elevado las becas un 21,5 % (1.413 M€), tratando de compensar sus desafortunadas medidas anteriores de elevación de las tasas universitarias y de reducción de becas, lo que está afectando al acceso a la formación de numerosos jóvenes, precisamente en un momento en el que la formación resulta un factor clave de competitividad.

Al propio tiempo, los Presupuestos no introducen ninguna medida de estímulo al crecimiento. Mantienen una reducida inversión productiva y con ello perjudican la generación de empleo.

En los Presupuestos del año en curso, el Ejecutivo destinó 5.200 millones a inversión pública, un 15% menos que el año anterior. Para el 2014 no se incrementarán dichas inversiones públicas, con efectos muy negativos por causa del momento de estancamiento económico y de crisis de empleo que sufren la economía y la sociedad españolas. Sin olvidar además que dichas inversiones ya habían sido recortadas considerablemente en 2010, 2011 y 2012.

La mayoría de Estados europeos han recortado sus niveles de inversión. Pero España es el segundo país que más ha reducido el gasto en obra pública durante la crisis. Un 57,4% entre 2007 y 2012. En 2008 la inversión pública en España representaba el 4% del PIB, mientras que en la UE-27 alcanzaba el 2,7%. En 2012 dicha inversión pública ha pasado a representar el 1,7% del PIB en España, manteniéndose en el 2,3% en la media de los países de la UE-27.

En definitiva, el objetivo que se busca con estos Presupuestos de reducir el déficit público (para llegar al 2,8% en 2016) es posible sufra alguna desviación al alza, como ha ocurrido este mismo año, ante los riesgos inherentes a un crecimiento muy leve, incipiente y sobre bases muy débiles. Continuar con la austeridad mermará las posibilidades de estímulo de la actividad económica y, lo que es más dramático, las posibilidades de mejorar nuestras insoportables cifras de paro.

 

Un pensamiento en “Los Presupuestos para 2014: primeras impresiones

  1. Pingback: Los Presupuestos para 2014: primeras impresione...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s