Los últimos datos, ¿son los de la recuperación?

Mónica Melle Hernández (@MonicaMelle) Profesora Titular de Economía Financiera de la Universidad Complutense y miembro de Economistas Frente a la Crisis

Los datos macroeconómicos más recientes muestran que la economía española parece haber tocado fondo, con crecimientos del PIB del 0,1% en el tercer trimestre de 2013 y del 0,3% en el cuarto trimestre. El FMI prevé un leve crecimiento para España, del 0,6% en 2014 y de tan sólo un 0,8% para 2015. Estos datos indican estancamiento de la economía española, que se mantendrá así durante varios años.

En primer lugar, porque esta incipiente recuperación es muy débil y lenta -con tasas de crecimiento del PIB por debajo del 2% durante lustros-, y puede además sufrir recaídas, porque subsisten riesgos importantes que condicionan seriamente la consolidación de un crecimiento robusto y sostenible. Los principales riesgos derivan de la inestabilidad de la economía global, ante la previsible caída de economías emergentes como Brasil; la situación inestable de la zona euro; un sistema financiero todavía en fase de saneamiento, que dificulta la concesión de crédito; una creciente deuda pública que llegará al 100% del PIB en 2014 y que compromete unos elevados gastos financieros; y un aumento de la pobreza y las desigualdades, que condicionan un posible crecimiento sólido y estable. No olvidemos que España es el país de la Unión Europea donde más han aumentado las diferencias de renta entre los ciudadanos desde que se inició la crisis económica.

En segundo lugar, serán necesarios muchos años para lograr la recuperación, porque la sociedad española está devastada después de casi seis años de crisis económica y una gestión de la misma muy deficiente. La situación a la que se ha llegado es tan negativa que las mejoras de algunos datos macroeconómicos tienen unos efectos prácticamente insignificantes sobre las expectativas, y lo que es más importante, sobre la vida de los ciudadanos.

La crisis no puede haber terminado cuando el 26,5% de la población activa está sin trabajo (aunque pueda bajar hasta el 25,8% en 2014); cuando el desempleo entre los jóvenes es superior al 52% y cuando no hay ninguna señal de que sea más fácil para la gente pagar sus deudas. Además el ligero descenso del paro se debe principalmente a la reducción en el número de personas en disposición de trabajar; y mientras se destruyen empleos indefinidos, los nuevos empleos que se van generando son precarios, temporales y a tiempo parcial.

El que mejoren los datos bursátiles y crezcan los beneficios empresariales, no implica que estén mejorando las condiciones de vida de los ciudadanos. Máxime después de sufrir importantes reducciones del poder adquisitivo, ante la bajada de salarios y la subida de impuestos, y servicios esenciales (luz, teléfono, transportes públicos,…), y recortes en el estado del bienestar, como los sufridos en sanidad, educación, servicios sociales, pensiones,… Esta crisis se está aprovechando como excusa para cambiar el modelo de convivencia social. De ahí la preocupación e indignación de la sociedad española.

2 pensamientos en “Los últimos datos, ¿son los de la recuperación?

  1. El motor de cualquier economía son sus ciudadanos. En nuestro país, la clase media es la que hace funcionar los engranajes mediante el pago de impuestos, de hecho, es la que soporta la mayor carga. Grandes empresas, multinacionales, clases altas y financieras son indultadas en cada legislatura. Empresarios, deslocalizan producción a países tercermundistas por pura especulación y los trabajadores después de cada reforma nos encontramos más desprotegidos, todo vale para las clases altas y nada es dejado al azar, para las medias y bajas. Estamos oprimidos, en todos los frentes…sanidad, educación, cultura, trabajo…

    Sin trabajo decentemente remunerado no hay consumo, solo existe una supervivencia relativa. La recuperación de un Estado va ligada al bienestar de sus ciudadanos, y hoy por hoy no se ve bienestar alguno, solo represión y penurias.

    Es otro engaño más para mantenernos en un estado de quietud, que a la oligarquía le es indispensable para continuar con sus planes de expolio al pueblo español.

  2. Tan solo una petición y un comentario,la primera consiste en saber donde o como podemos bucear en el desglose de la deuda pública para saber si existe englobada alguna financiación odiosa a empresas privadas, porque por muy grande que sea la crisis, apenas en dos años se ha pasado del 40% del PIB al 100%, es decir 600.000 millones de incremento.
    En cuanto al comentario, el tejido empresarial español eran PYMES el 83% de las empresas hasta antes de la crisis-estafa y si puedo decir que los impuestos trimestrales abrasan los resultados cuando no las tasas ó el impuesto de sociedades, porque por encima de ese porcentaje se situan las grandes empresas que pagan menos impuestos quizás por el miedo de los gobernantes a las deslocalizaciones supongo, aunque he de admitir que empresarios hay de muchos tipos hasta aquellos que se apropian de todo el beneficio, pero para mí esos son especuladores nunca empresarios.Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s