Educación y Crecimiento


Mónica Melle Hernández (@monicamelle) es Profesora Titular de Economía Financiera de la UCM y miembro de Economistas Frente a la Crisis

Cada vez se escuchan más voces que nos dicen que estamos saliendo de la recesión. Los datos macroeconómicos nos muestran que se modera, aunque levemente, la caída del PIB, gracias al buen comportamiento de nuestras exportaciones. Tras las caídas del PIB del 0,4% y del 0,1% sufridas en el primer y el segundo trimestre de 2013, es posible que comencemos a ver tasas trimestrales ligeramente positivas de crecimiento de la economía española en la segunda mitad del año. Pero la capacidad de las exportaciones para impulsar la economía es limitada. Es posible que nos estemos aproximando al final de la recesión, pero ¿la economía española habrá superado la crisis?.

Sigue leyendo

Septiembre


Gustavo Adolfo Medina Izquierdo, economista, es miembro de Economistas Frente a la Crisis

“Otra vez se oye hablar de tiempos de grandeza”

Bertold Bretch

En memoria del Profesor David Anisi

Hace ya cinco años que la entonces todopoderosa Lehman Brothers quebró y, con ella, gran parte del hasta ese momento incuestionable glamour doctrinal de aquéllos que afirmaban haber encontrado en la desregulación económica y financiera el paradigma de la recta virtud que inexorablemente conduce al fin de los ciclos y al advenimiento de una nueva era de prosperidad y crecimiento sin límite. Sigue leyendo

Innovemos en la innovación


Miguel Puente Ajovín (@CaoticaEconomia) es miembro de Economistas Frente a la Crisis. 

Cuando pensamos en el devenir del futuro, en el cambio de modelo productivo, en la reasignación de recursos productivos lastrados por una burbuja ya reventada, en las políticas activas de lucha contra el paro y la caída de la actividad económica, nos viene siempre a la cabeza la palabra mágica: I+D+i. Sigue leyendo

La Ley de Educación y la Iglesia


Por Juan Ignacio Bartolomé, miembro de ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

A su Católica Majestad le había costado tomar la decisión, pero ya estaba harto de que la Iglesia le montara un motín cada vez que intentaba implantar alguna reforma, por tímida que fuera, que aportara racionalidad a un Reino anquilosado por siglos de oscurantismo. Por supuesto, antes de decretar la expulsión de los jesuitas, Carlos III había sondeado la posible reacción del Vaticano y no parecía que ésta fuera a ser excesivamente radical. Sigue leyendo