¿Llegaremos a tiempo?

Juan Ignacio Bartolomé / Jorge Fabra Utray @JorgeFabrau / José Moisés Martín Carretero @jmmacmartin, son miembros de ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS  (El País 19 JUN 2012 )

¨Hasta ahora quien se atrevía a mencionar que era un problema de demanda se exponía a ser expulsado de la tribu” (Antón Costas, Sept 2014 en El País)

N de E.
Antón Costas tiene razón pero EFC ha resistido. Pocos son los economistas que hoy no coinciden con el diagnóstico hecho hace ya más de dos años en este artículo. Su  actualidad -salvando el tiempo transcurrido- aconsejan su republicación.

España se encuentra en un momento determinante. Las malas noticias económicas y financieras de las últimas semanas, de los últimos días, de las últimas horas, nos sitúan en una encrucijada donde cualquier elección es difícil.

La ciudadanía y la opinión pública buscan a los economistas y encuentran economistas que vaticinan terribles consecuencias en un vano intento de engrandecer su valía haciendo predicciones más grandes que ellos mismos. Incansablemente nos repiten que los niveles de bienestar alcanzados no son sostenibles y que es necesario que recibamos menos prestaciones sociales, peor educación, peor salario, peor atención sanitaria. La austeridad forzada tiene un nombre: se llama pobreza. Alegan que, para ser competitivos, tenemos que ser más austeros, esto es, más pobres. Y proponen reformas que se concretan en reflotar la banca privada con fondos públicos, rebajar más si cabe la progresividad de nuestro sistema fiscal, reducir pensiones y prestaciones por desempleo, y privatizar ¡qué ridículo! lo poco que queda del sector público empresarial cuando realmente lo que pretenden es privatizar la sanidad, la enseñanza y las pensiones. Y presentan sus reformas como la única salida a la crisis. Mientras, la ciudadanía va perdiendo confianza en lo que la ciencia económica puede ofrecer si es eso solo lo que ofrece.

No todos los economistas pensamos así. Frente a la devaluación interna, hay economistas que pensamos que es posible salir de la crisis con más Europa. Que un pacto social por el crecimiento y las reformas dará mejores resultados que los recortes que se nos imponen. Que España cuenta, todavía hoy, con sectores industriales punteros que hay que promover e internacionalizar. Que la inversión en I+D+i es nuestro pasaporte hacia la economía del conocimiento. Que los fondos estructurales y el Banco Europeo de Inversiones pueden movilizar recursos en sectores productivos clave. Que las reformas fiscales deben ser progresivas para proteger a los más débiles. Que el Banco Central Europeo debe asumir un papel de prestamista de último recurso. Que la racionalización no está reñida con la prestación de servicios públicos de calidad. En definitiva, que la austeridad, esa pobreza inducida, es mera ideología elevada a la categoría de ciencia.

¿Cuál es el problema de fondo en la actual crisis económica? ¿Es un exceso de endeudamiento público? No. Nuestra deuda está por debajo de la de Alemania, de la de Francia, de la media europea y es la mitad de la Inglesa o la de los Estados Unidos. ¿Es la crisis bancaria? Ha sido rescatada y la prima de riesgo sigue subiendo. ¿Es el contagio de Grecia? Han ganado los candidatos de Merkel y la prima de riesgo se dispara. El problema de fondo es la recesión, la subutilización del aparato productivo existente por falta de demanda efectiva. Contamos con instalaciones, tecnología, empresarios y trabajadores formados, y contamos con infraestructuras. También hay necesidades insatisfechas que son demanda potencial. Sin embargo, las empresas cierran o están infrautilizadas, los empresarios no invierten, los consumidores no consumen, los bancos no prestan y la política económica no asume su responsabilidad en la movilización de los recursos productivos.

Este es el problema de fondo que, como toda enfermedad, se manifiesta por síntomas que no deben ser confundidos con la enfermedad misma. Uno de estos síntomas es la crisis bancaria que contamina nuestro déficit público. El análisis de las cifras evidencia que su causa fundamental es la caída de la actividad económica. Los ingresos públicos dependen de la evolución del PIB y su caída provoca, consecuentemente, caída de los ingresos. Adicionalmente, la disminución de la actividad conlleva un aumento de los gastos públicos, particularmente de las prestaciones sociales y del servicio de la deuda pública. El empobrecimiento del país aumenta el riesgo de impagos y , por tanto, las primas sobre los intereses normales de mercado. Es la recesión, agudizada por los recortes, que aumenta la insolvencia de la banca, de las empresas, de las familias y del Estado frente a nuestros acreedores. No podemos seguir ignorando que el negocio de la banca es prestar para dar fluidez a los negocios. Las provisiones por la devaluación de sus activos y las que tendrán que ser añadidas por imperativo de la reforma financiera no serán nunca suficientes si la crisis sigue deteriorando sus balances.

¿Se está acertando en el diagnostico de la crisis? Insistir en la necesidad de reducir aceleradamente el gasto público no soluciona sino que agrava el problema. No colabora a una mayor utilización del aparato productivo, al contrario, añade al descenso de la demanda privada menor demanda pública.

No puede sorprendernos el desplome del valor de los activos bancarios y de las cifras de ingresos públicos durante los primeros meses del presente año. Al parecer se ignora el papel de las expectativas en las decisiones económicas. El simple anuncio de un recorte drástico de la inversión pública supone que miles de empresarios encarguen al jefe de personal la preparación de un ERE e, incluso, el cierre de la empresa.

Volvemos al problema de fondo y a los síntomas: la recuperación de la actividad del aparato productivo es la condición para solucionar la crisis financiera de manera sostenible. La política económica debe centrarse en el reto de movilizar los recursos productivos porque su verdadero objetivo es combatir el paro y la pobreza. Y a la luz de este objetivo, determinadas propuestas se revelan absurdas. Reducir las pensiones, por ejemplo, insinuando que son los pensionistas los responsables de la crisis, no sólo es un atentado contra la justicia, es, también, un error. El gasto de los pensionistas constituye una demanda permanente con efectos anticíclicos que propicia la supervivencia de multitud de sectores. Reducir pensiones es llevar al paro al camarero del bar de la esquina, al del puesto de periódicos y al dependiente de la tienda de ultramarinos.

El tiempo se acaba, efectivamente. Porque insistir en una política que agrava la depresión de la demanda efectiva acabará destruyendo el tejido industrial y la cohesión social, hipotecando por años las posibilidades de recuperación económica.

Tras los cantos de sirena que provienen de algunos economistas con brillantes currículos académicos, no hay ni ciencia ni progreso. Sólo escolástica, modelos sociales y económicos que esconden una silente ideología que, pacientemente, ha ido seleccionando a sus portavoces en las “mejores universidades americanas y en las más acreditadas escuelas de negocios privadas”. Nuestros políticos tendrán, como Ulises, que atarse al mástil para llegar a buen puerto. De otra manera la crisis se prolongará y, con ella, el sufrimiento y la incertidumbre. Sin alternativas a la política que nos ha traído hasta aquí proliferará el desapego en las instituciones, proliferará el fascismo. Sin embargo, las alternativas están sobre la mesa.

El tiempo se acaba. ¿Llegaremos a tiempo?

Juan Ignacio Bartolomé; Jorge Fabra Utray y José Moisés Martín Carretero son economistas y miembros de Ecomistas Frente a la Crisis. www.economistasfrentealacrisis.com

15 pensamientos en “¿Llegaremos a tiempo?

  1. No puedo sino estar de acuerdo con el comentario…, en abstracto. El problema és que en el planteamiento se eluden algunas de las características de la situación real. Se necesita dinero para los bancos, pero no solo para ellos, también para atender a las prestaciones sociales, laborales, de pensiones, sanitarias, educativas, etcétera. Los recursos propios no son suficientes; luego hay que acudir a los denominados mercados para aumentarlos, vía deuda, claro. Sucede, sin embargo, que los mercados no se fían; luego piden más intereses, más garantías…, y aún así, no. Los bancos no dan crédido porque no tienen para pagar sus propias deudas, actuales y futuras. Las empresas, lo mismo. Cómo invertir entonces? Cómo se dinamiza el tejido económico? Con qué recursos? El BCE no está por la labor de echar una mano, ni media, vía compra deuda, por ejemplo. Alemania y los suyos imponen sus condiciones a cambio de ayudar. Cómo se cambia esto? Cómo se sale? … Es decir, sin obviar todos estos condicionantes, y los que me dejo. O sin salir del euro (lo cual a mi entender sería catastrófico…, quiero decir, más aún de lo que es y va a ser). Cómo?

    Salut companys.

  2. Aunque me cuesta utilizar adjetivos grandilocuentes, os tengo que decir que me parece Magnífico.

    Ojalá llege a mucha gente.

    Y, en todo caso, no nos preocupemos “nunca es tarde si la dicha es buena”

    Aunque, efectivamente, cuanto más tardemos en cambiar de dirección, más largo y penoso será el camino de vuelta y más cadáveres quedarán en él.

    Saludos.

  3. Pingback: ¿Llegaremos a tiempo? | Economía crítica | Scoop.it

  4. Genial…!!! Me parece muy acertado el analisis y la crítica… !!! Y es que de tanto pan y agua al final nos vamos a volver anorexic@s… Necesitamos urgentemente algo así como una “dieta económica mediterranea”…!!!

  5. Ayer sin ir más lejos. Dos economistas. Uno ya mayor. Mas privatizaciones, aena, decía. Reformas (recortes) sin miedo, con decisión, no a cuentas gotas, un recortón, que se te tenía que haber hecho en diciembre. ¿paro juvenil? Y el problema para él era el salario, que habría que bajarlo, el mínimo interprofesional, ahí estaba la clave. La periodista en sus formas verbales fue comedida hasta cierto punto, pero sus formas no verbales mostraban un claro rechazo al adoptar formas cuasi felinas, como cuando hemos ido tres veces previo pago a la tintorería y la mancha sigue ahí, pero el tintorero ( no se si se dice así) no la ve. El otro economista para mí que ni se atrevió a desmontar a “harry privatizador”. Supongo que habría que preguntar al experto ¿qué es para usted un salario? ¿que función cumple en el individuo y en la sociedad? ¿quien ofrece los servicios que le faltan al individuo cuando su salario no llega a cubrir sus derechos? ¿ lo dejamos como si esto fuera la bonoloto humana? ¿ qué le diría usted a ese individuo que no llega, qué mensaje, qué futuro? A lo mejor se podrían cambiar las tornas y a todos estos economistas iluminaos pegarles un bocao impositivo en sus ganancias hasta el salario minimo que quieren establecer, y con ese dinero meter a trabajar a mas gente para que se elaboren mas productos, baja el precio,y se es mas competitivo vendiendo mas unidades y mas baratas ( no sé muy bien como va la lógica pero a mi me resulta lógico ahora mismo). Un placer leerles.

  6. Pingback: Ropa Tendida » Como te digo una co…

  7. Pingback: Como te digo una co…, por Fernando Blázquez (@ferblazrom) | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

  8. Un gran artículo. Claro y contundente. Con una sencilla explicación que permite a los profanos entender totalmente la esencia de lo que está ocurriendo.

  9. Hola me gustaría hacerles una pregunta: imaginemos que el Estado español decide ingresar en cada cuenta corriente de cada persona una cantidad de 50.000 euros. Este ingreso, como medida excepcional, se genera de forma informática mediante la correspondiente orden a los bancos. La medida sería equivalente a fabricar más dinero con lo cual habría un estímulo real e inmediato de toda la economía por razones que son más que obvias. Mi pregunta: ¿por qué no se puede hacer una cosa así? Es lo mismo que hace la Reserva Federal sólo que beneficiando al ciudadano y a la PYME de turno y a casi todas las empresas. Otra idea es si tan urgente es capitalizar por qué no se hacen capitalizaciones privadas voluntarias o eso ya se hace? Por ejemplo que los muy ricos pongan… que por ejemplo los futbolistas que cobran muchísimo puedan tener un gesto de solidaridad con su país y poner dinero para financiar la deuda o Amancio Ortega o Botín, etc. En fín, nadie explica por qué no decidimos no pagar la deuda y salirnos del euro. Pienso que sería mucho mejor ahora mismo ya que lo contrario es destinar la mayor parte del dinero a los especuladores. ¿Por qué no dejamos que se arruinen los que han especulado? Gracias.

  10. Lo cierto que nuestra situacion no es comparable a los paises que mencionas. Yo creo que como decia Del Bosque hemos pasado de pobres a ricos muy rapido y nos creemos una potencia mundial cuando realmente estamos entre emergente y desarrollado.
    Hay que analizar los paises con perspectiva y no fijarse solo en el nivel de deuda, los paises que mencionas solo en reservas internacionaes de divisas y oro tienen de media 200 mil millones (el 20% del PIB español). Eso es lo que se llama solvencia, que es lo que no tiene España (14mil millones aprox).
    Pero estoy de acuerdo que no es lo mismo austeridad que pobreza y hay mas y mejores lugares de donde recortar. De seguir asi dentro de poco sabremos la verdadera diferencia entre emergentes y desarrollados.

  11. Siento decir que me ha desencantado el artículo: lo he visto demagógico-utópico(se trata de decirle al público mensajes positivos,para ganarse su aplauso,pero no se ahonda en soluciones reales ),poco riguroso (“la recuperación de la actividad del aparato productivo es la condición para solucionar la crisis financiera de manera sostenible”), y por último mal redactado ,en el orden argumental.Resumo el artículo en estas ideas banales:la austeridad es mala,el Estado debe gastar más,debemos producir más,etc..y la crisis desaparecerá.Es decir no se puede pedir al aparato productivo que se lance a producir más(¿coches,barcos,o qué?)si no hay consumo.Entonces ,porque no proponesn que si se le aumenta el sueldo a la gente,subirá el consumo…En fin.La crisis no fúe prevista por los economistas, y ahora a toro pasado quieren vendernos la gran verdad.,y llevarse los laureles.Surrealista.

  12. Supongo que demagogia y utopía serían expresiones que utilizaban las muchas personas que ahora se acercan reales a caritas por comida o a contenedores de basura aledaños a un supermercado al considerar que precisamente sería una utopía que eso les pudiera ocurrir. Las utopías y las demagogias sirven para desacreditarlo todo, todo comentario, este también, y curiosamente la utopía siempre gana brillo cuando se trata de hablar del bien común, no al revés. Supongo que la dinamica del crecimiento no significa dar mas a quien ya tiene aunque sea poco, subir sueldos por ejemplo, eso para mí formaría parte de una segunda etapa, necesaria también. Yo creo que el crecimiento es en primera instancia que muchas mas personas puedan acceder a recursos economicos a traves del trabajo, pero antes habrá que crear mas nichos laborales, por ejemplo redimensionando empresas exportadoras que funcionen bien, por ejemplo subvencionando empresas de remodelación de viviendas, por ejemplo en energías renovables, por ejemplo en turismo, ocio y tiempo libre, por ejemplo en el estado de bienestar, por ejemplo en investigación y desarrollo, por ejemplo en trabajo social ( no soy ningun experto pero seguro que hay muchos mas nichos donde acudir que sean sostenibles y no se basen en un crecimiento que deje la tierra hecha una mierda) . Supongo que no se trata de producir mas sin mas,para que el producto se quede calentando estanterías, sino de producir mas para que haya mas gente ocupada, mas gente ocupada que pueda consumir, o ahorrar para otros inviertan. Para poner en marcha todo esto, se necesitan nuevos impuestos como el de las transacciones financieras, se necesita un control ferreo de la especulación financiera y de la corrupción hasta llegar a limites tolerables ( aunque sigan siendo intolerables) observando la media entre los paises de nuestro entorno, para ello simplemente hay que mirar hacia abajo y tener presente siempre a quien se representa.

  13. En mi humilde opinion esto es una guerra economica , primero se arruina un pais y luego se compra barato.

    Y nuestros politicos que hacen? Pues favorecer las demandas de los que nos atacan,no parece muy inteligente, todo dependen de para quien trabajen claro.

    La mejor defensa ya se sabe un buen ataque

  14. Cierto , ni el capital , ni el sector empresarial , lo que genera actividad económica , es la demanda de producción , por parte de quien este en situación de poder pagarla . Efectivamente , existe mucho que producir , para jubilados , funcionarios y trabajadores en general , si se les posibilita estar en situación de poder pagarlo . Ellos , podrían ser las arterias , con las que hacer circular el dinero y mejorar la economía Un dinero , que pasaría por la industria , por la banca , y retornaría vía impuestos al gobierno Pero ignorando otras prioridades , o intereses , el dinero es entregado a la esponja bancaria , que lo utiliza , para obtener los intereses de prestárselo a los gobiernos , o para hacer apuestas , con la especulación en los casinos bursátiles , llamados mercados , o favoreciendo las nuevas burbujas inmobiliarias , en países tan dispares como Reino Unido, Canadá, Dubai, China, Brasil, Israel, Turquía, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y, de nuevo, Irlanda. http://www.fotocasa.es/blog/finanzas/otra-crisis-economica-mundial-las-nuevas-burbujas-inmobiliarias?xtor=EPR-457-%5B17%5D-20140919&link=95905 Que cual si fuese un viejo timo , van buscando donde encontrar nuevas victimas .
    No solo se debería de cuestionar , a economistas , prensa , y políticos responsables de favorecer la situación , también , se debería dirigir el reproche , hacia aquellos , que respaldándoles lo hacen posible , aquellos que según las encuestas , serian un porcentaje suficiente para que el PP sea el más votado , aquellos que siguen creyendo , que no existe otra democracia posible , que no sea la gestionada por partidos . Es necesario un nuevo modelo de gobierno , que ponga orden en tanto caos , con decisión y determinación , la misma , que si encuentra aceptable privar a muchos del 10 % de lo que necesitan , no debería tener reparo , en privar a unos pocos , del 50 % de lo que les sobra .
    Democracia no es elegir quien gobierna Democracia es poder elegir como se gobierna FBBJL*35
    El tiempo pasaba mientras el asno caminaba y a ninguna parte llegaba pues atado a la noria estaba por su ignorancia FBBJL*35

    2008 ha sido un terremoto , políticos y prensa , dicen que ya ha pasado , y lo que esta por llegar , es el tsunami . FBBJL*35 http://www.youtube.com/results?search_query=Keiser+Report+en+espa%C3%B1ol

    Crisis , solución un buen proyecto http://fbbjl35.wordpress.com/2012/02/12/crisis-solucion-un-buen-proyecto/
    Reactivación económica una utopía realizable http://fbbjl35.wordpress.com/2012/06/23/una-utopia-realizable/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s