Presupuestos: la Cooperación Española en Default.

José Moisés Martín Carretero es miembro de ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

Nuestro experto en Cooperación y en Economía del Desarrollo ha realizado un informe sobre el efecto que tendrán los recortes recogidos en los Presupuestos Generales del Estado sobre la política de cooperación y la Ayuda Oficial al Desarrollo.

El artículo completo se puede leer aquí.

Economía Política de un Recorte Innecesario

Introducción

Los presupuestos generales del Estado para 2012 han supuesto un recorte de 1589 millones de euros en la Ayuda Oficialal Desarrollo (AOD) que España gestiona desde la Administración Generaldel Estado. El recorte se reparte en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación -1389- millones de euros y el Ministerio de Economía y Hacienda, al cual corresponden 200 millones de recorte. Se trata de la partida presupuestaria que más baja –más del 70%-, bastante más que la media aplicada a la Administración Generaldel Estado, un 16%, y es el recorte más importante realizado a la Cooperación Española en su historia. En términos porcentuales –ya quela AOD se mide en términos de tanto por ciento sobre el Producto Interior Bruto- supone pasar del 0,40 planificado en 2011 al 0,26 en 2012, en los niveles en los que se situabala AOD en 2004. Si a esto unimos los descensos de la cooperación descentralizada, que se harán públicos con la elaboración del Plan Anual dela Cooperación Internacional para 2012, la cifra definitiva posiblemente sea aun menor, alrededor del 0,23% del PIB. Muy lejos del objetivo del 0,7%, que se debería alcanzar en 2012, y, lo que es peor, sin posibilidad de recuperación de la senda de crecimiento en los próximos años.

El presente artículo tiene como objetivo analizar el significado de los recortes y sus posibles consecuencias a medio y largo plazo. Intentará demostrar, desde la base de considerar al planificador presupuestario como un agente racional, los siguientes aspectos:

  • El recorte presupuestario dela AOD no tendrá el efecto esperado en la reducción del  déficit público
  • El planificador presupuestario ha tenido opciones para, sin afectar al cumplimiento del déficit público, mantenerla AOD en los mismos niveles que en 2011.
  • Por consiguiente, la decisión de reducirla AOD parece tener un componente más estratégico-ideológico que fiscal o financiero.
  • La debilidad intrínseca del sector dela CooperaciónEspañolaha propiciado que este recorte se realice sin la menor resistencia.
  • Su impacto a nivel internacional es incalculable en términos de imagen y pone en serios riesgos la reputación del país.

Para ello nos basaremos en la información disponible a fecha de hoy, esto es, con el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que deberá ser contrastada con los datos ofrecidos dela Ejecucióndel PACI 2011 y con el PACI 2012.

[Seguir leyendo…]

5 pensamientos en “Presupuestos: la Cooperación Española en Default.

  1. Pingback: La cooperación española en default (un recorte innecesario) | Cooperantes – APC

  2. No comparto esta afirmación de su interesantísimo artículo: ” Esto es, si el gobierno del Partido Popular hubiera anunciado que congelaba la partida del FONPRODE reembolsable en 645 millones, habría alcanzado el impacto en déficit esperado (0,22%) y habría, prácticamente, igualado el 0,29% de AOD que se destinó efectivamente el 2011. El mensaje lanzado a la opinión pública hubiera sido “no bajamos la AOD, la mantenemos donde la dejó el anterior gobierno”. El coste político de mantener una cooperación reembolsable que, en ese caso, representaría el 26% de la AOD (en 2011 era del 15%), quizá hubiera sido alto, pero, a juicio de este autor, menor del asumido con la reducción general de la AOD (en el entendido de que es mejor realizar cooperación reembolsable que no realizar ningún tipo de cooperación).

    La propuesta esta bien pero eso supondría incumplir lo señalado en el artículo 2.1 letra e) de la Ley de FONPRODE que establece que : “Durante la vigencia del presente Plan Director de la Cooperación Española 2009-2012, la proporción máxima que puedan alcanzar las operaciones reembolsables, incluidas las especificadas en esta letra e), sobre el conjunto de la Ayuda Oficial al Desarrollo bruta, será del 5%.”

    Y su propuesta equivaldría al 26% de la AOD

    Y la pregunta que lanzo es ¿esa es la cooperación que queremos? o ¿queremos mantener la cantidad de AOD a cualquier precio? No será mejor aumentar la calidad y el impacto de la AOD que la cantidad

    UN cordial saludo
    Eduardo Muñoz-Cuéllar Rueda. Coordinador General de la Asociación Haz Algo Mas

  3. Hola. Sé que es una propuesta que tiene su polémica y la intento argumentar en el mismo artículo. La cooperación reembolsable no tiene por que ser cooperación de mala calidad, bien al contrario, se puede hacer cooperación reembolsable de muy buena calidad. El artículo que cito de Domínguez y Tezanos explica muy bien que los créditos correlacionan positivamente con el crecimiento de los países, es más, que correlacionan más. Además los créditos cumplen mucho mejor los principios de la declaración de París: la apropiación del país socio es infinitamente mayor en el caso de los créditos que en el caso de las donaciones. En España tenemos la experiencia del FAD que fue muy mala experiencia, y eso está marcando todo el debate del FONPRODE reembolsable. Pero la realidad es otra. Si tienes en cuenta los niveles de endeudamiento y no sobreendeudas a los países, la cooperación reembolsable es tan útil como la donación -incluso más, según el caso. Sé que sobre eso hay un debate abierto y que mi posición difiere del “saber convencional” que identifica a toda la cooperación reembolsable con lo que se hizo con los FAD. Estoy convencido de que poco a poco esa identificación va a ir cambiando.

    Te pongo un ejemplo muy cercano: España no está sobreendeudada, pero tiene problemas de acceso a la financiación internacional. Estamos pagando el 5% por nuestros bonos a diez años, y alrededor del 6 por los bonos a 30 años. Si España tuviera acceso a crédito barato -en las condiciones, por ejemplo, que FIDA pone en sus créditos (hasta 40 años a un tipo variable EuroLIBOR+50) nos estaríamos ahorrando en torno a 17 mil millones de euros en pago de intereses. Casi el doble que el recorte en sanidad y educación. Imagina ahora que en vez de el 6%, España tuviera que pagar el 12 o el 13%. Eso es lo que pagan los países en vías de desarrollo cuando salen a los mercados internacionales. Ofrecerles créditos al 1% o al 2% tiene un efecto positivo inmediato en sus finanzas y en su capacidad de desarrollo. El problema de los FAD vino cuando esos créditos se otorgaban para cosas que no eran prioridad en los países, sino prioridad de las empresas españolas. Con el FONPRODE eso es imposible.

    Sé que es polémico, porque hay una posición de partida, de que la cooperación reembolsable es mala per se. Yo no estoy de acuerdo con esa posición de partida, que me parece estrictamente ideológica. Los créditos blandos no van a solucionar el problema de la pobreza en el mundo, como tampoco los microcréditos, pero como tampoco las ONG o tampoco las donaciones. Son instrumentos diferentes que tienen que ir integrados en un mismo paquete de desarrollo. Así que sí, para mi es mejor hacer cooperación reembolsable que no hacer ningún tipo de cooperación.

    Salto del tema programático-ideológico y voy a lo legal. La ley del FONPRODE es una ley normal y ese artículo, guste o no, deja de tener vigor en cuanto se aprueba una ley que rango similar o superior, como es la Ley General de Presupuestos. Por lo tanto si ahora se aprueba la ley subiendo el límite, pues eso es lo que vale. De hecho, el anteproyecto de ley ya “incumple” ese artículo, al situar en 285 millones las operaciones reembolsables, según mis cálculos, en torno al 15% de la AOD bruta. Ese 5% viene del Pacto de Estado, y en el Pacto de Estado se metió el 5% pensando en el FAD, no en el FONPRODE. Y se metió el 5% no por ningún compromiso internacional, sino porque cuando se hizo el pacto -primer texto en 2006- esa era, aproximadamente, la cantidad de AOD reembolsable que se daba. Si hubiéramos firmado el pacto en 2002 o 2001 sería del 20 o del 25%. Es totalmente arbitrario. Lo sé… porque lo redacté yo. El CAD propone que el 86% de la AOD sea donación. Esto significa contar como donación el 100 de las subvenciones y donaciones, y el 25% de los créditos -como mínimo. La cifra del 5%, créeme, es bastante arbitraria.

    Y podría coincidir contigo en torno al dilema entre cantidad y calidad. Vuelvo a decir lo mismo. La donación no garantiza ninguna calidad. Se han hecho barbaridades con donaciones y cosas muy valiosas con crédito. Pero, en cualquier caso, para poder hacer las cosas con un mínimo de calidad, se necesita cierta escala, cierta cantidad. Si alguien piensa que con el 50% menos de AOD va a poder igualar o superar los resultados de desarrollo alcanzados en el pasado, creo que, sinceramente, o no sabe nada de cooperación o cree que los que le escuchamos no sabemos nada de cooperación.

    • Muy Buenas:

      Totalmente de acuerdo con Ud., en cuanto a las bondades del FONPRODE, de hecho estoy haciendo mi tesina sobre este instrumento, por lo que le agradezco todos los comentarios e información al respecto.

      Lo único en lo que disentía de su artículo era que la Ley del FONPRODE limitaba al 5% la ayuda reembolsable, y esas eran las reglas vigentes, si se cambian las reglas del juego aunque sea con una Ley con poca tramitación parlamentaria como es la LPGE, perfecto, pero un principo fundamental del derecho es la seguridad jurídica, que se saltaría con esa modificación, y visto que ese límite no tiene ninguna razón objetiva me parece muy bien.

      En cuanto a que con el FONPRODE se puede hacer muy buena cooperación, es algo en lo que confío y espero,
      Y desde mi pequeño conocimiento del mismo creo que se podría mejorar según mi leal saber y entender con los siguientes cambios:

      1.- Que las quejas sobre el FONPRODE puedan ser ex ante no ex post. Para ello se debe facilitar la información necesaria a las organizaciones de la sociedad civil en España y en el país donde se va a ejecutar el proyecto financiado por el FONPRODE para que puedan hacer las alegaciones oportunas que mejoren la información y los términos del acuerdo del Comité ejecutivo antes de la aprobación.

      El sistema actual que prevé el Código de Financiación Responsable, es ex post, es decir cuando ya se ha aprobado la financiación.
      Por ello se propone un trámite de exposición pública en la página web de la OTC del país correspondiente y en el de la AECID y un plazo de alegaciones

      2.- Que exista un sistema de reparación del daño específico. “Do no harm.” Si un proyecto financiado por el FONPRODE causa daños que exista ese mecanismo automático de reparación

      3.- Que se incluyan como no financiables cualquier tipo de negocio relacionados con la pornografía y / o prostitución. Y que se controle que las empresas financiadas abonan puntualmente los impuestos legalmente establecidos sin que quepan precios de transferencias o técnicas de ingeniería fiscal para tributar menos.

      4.- Se deben evitar todo lo posible intermediarios financieros como el caso de los 300 millones de euros presupuestado para el BEI toda vez que lo que hacen es encarecer los préstamos por los márgenes de intermediación, creando la capacidad para la gestión integral de los fondos asignados al instrumento financiero.

      5.- Que se limiten al máximo las líneas de financiación dado el difícil control final sobre el empleo de los fondos que comporta dicho instrumento, toda vez que se aprueba una cantidad para un determinado fin. La cual puede ser usada o no como primer inconveniente y segundo, se pierde el control de la Cooperación Española sobre los proyectos que financiará dicha línea. Por ello se propone que se restrinja dicho instrumento al máximo y que todas las líneas de financiación que se firmen lleven un acuerdo de control sobre el tipo de proyectos a financiar.

      6.- Que se cree un marco de asociacionismo o “partenariado” y de alianzas estratégicas, con otras instituciones financieras de desarrollo para aprovechar el conocimiento, descubrir nuevas ideas enriquecerse con los conocimientos de desarrollo, de los errores en la financiación, y compartir el aprendizaje que genera los procesos de desarrollo, en definitiva para que la ayuda sea mas eficaz y su impacto mayor.

      7.- Que en el ámbito de ese asociacionismo se cree un organismo regulador por país que evite mediante un control de los préstamos o créditos otorgados el sobre endeudamiento de la población evitando que se paguen créditos con otros créditos mayores. Para ello sería necesario una base de datos común de los solicitantes de microcréditos en la que conste el saldo vivo total del préstamo o préstamos que tenga a su nombre

      Por último comparto con Ud. la inquietud y preocupación de que el recorte brutal en la AOD va a suponer un retroceso significativo en los resultados de desarrollo alcanzados que tardaremos muchos años en recuperar y que puede suponer haber tirado a la basura cantidades ingentes de recursos por no continuar con los compromisos alcanzados

      Un cordial saludo

  4. Pingback: Desde Córdoba hasta Mozambique por videollamada | EDUCOMUNICANDO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s