Estrategias para ganar competitividad: innovar frente a reducir salarios


Jorge Blazquez Lidoy (@BlazquezLidoy) es Doctor en Economía y miembro de Economistas Frente a la Crisis

El concepto de competitividad, cuando se habla de empresas, está bastante claro y se refiere a la capacidad para competir con éxito en el libre mercado. Una empresa competitiva será capaz de vender sus productos, obteniendo beneficio y, posiblemente, ganando cuota de mercado. Este concepto se ha extendido también a las naciones y todos hablamos de países más o menos competitivos, pero el concepto es mucho más difuso.

Esta idea de “la nación como una empresa”, a pesar de ser equivocada, es la que está detrás de la afirmación que “los salarios bajos nos hace más competitivos”. Los salarios más bajos en una determinada empresa dan una ventaja, a esa empresa en particular, para competir con más éxito en el mercado. Pero unos salarios más bajos en un país son reflejo de que algo no marcha bien. Sigue leyendo

Los salarios sí están bajando, Sr. Montoro


José Ignacio Pérez Infante  es economista perteneciente a la Asociación Española de Economía del Trabajo y a Economistas Frente a la Crisis

El pasado 9 de Octubre el ministro de hacienda, Sr. Montoro en una intervención en el Congreso de los Diputados afirmó que los salarios no estaban bajando, sino que estaban moderando su crecimiento. Para ello se apoyó “en la encuesta de salarios que es la que rige y la que valora y estima la evolución de los salarios”, aunque, después, ya en los pasillos del Congreso, cambió de fuente y habló del registro de convenios del Ministerio de Empleo. Pocos días después, el 12 de octubre, el ministro Sr. de Guindos declaró en defensa del Sr. Montoro que “Las estadísticas salariales están ahí, son interpretables” y explicó que cada una de ellas se basan en distintos parámetros, pero resaltó en todo caso la mejora de la competitividad (El País, 13 de octubre). Sigue leyendo

La reforma empresarial pendiente


Síguenos en Facebook

Mónica Melle Hernández, Profesora Titular de Economía Financiera de la UCM, es miembro de Economistas Frente a la Crisis

LA REFORMA EMPRESARIAL PENDIENTE: TRANSPARENCIA, CONTROLES Y SUPERVISION

LOS DATOS DEL PROBLEMA: LA CRISIS

España sufre una grave crisis económica desde 2008 que está generando una gran preocupación, desconfianza e indignación social. Existe un gran desconcierto ante nuestro futuro. Tenemos incertidumbre sobre cómo quedará nuestro estado del bienestar después de las políticas de recortes del gasto público, consecuencia de la espiral del “austericidio” en el que nos hallamos inmersos.

La crisis actual es también social e institucional. Crece la desconfianza en las instituciones por los recientes casos de fraude, estafa y corrupción. Desgraciadamente el mal gobierno corporativo está en el origen de muchos de estos casos. Estamos asistiendo con estupor a la caída de empresas como Bankia, a la pérdida del ahorro de miles de familias que invirtieron en acciones preferentes emitidas por algunas de las ya antiguas Cajas de Ahorros, a presuntos fraudes fiscales, económicos y sociales del ex Presidente y del Vicepresidente de la patronal empresarial de este país, a presuntas actuaciones corruptas de cargos públicos políticos y directivos empresariales vinculadas a la financiación de partidos,… Sigue leyendo

Desmontando mitos: “Los empresarios no crean empleo”


Ignacio Muro es miembro de Economistas Frente a la Crisis

La obsesión por la competitividad de las economías encubre muchos tópicos ideológicos que los economistas suelen -solemos- pasar por alto en los análisis.

Obviamente, como ante otras trampas, no se trata de negar su importancia, hija de la necesaria eficiencia empresarial, sino denunciar cómo un exceso de foco sobre sus bondades tiene un efecto colateral: colocar en la oscuridad la razón de ser del éxito económico, que no es otra que la interrelación entre oferta y demanda. De ese simple planteamiento se deslizan los errores que sufrimos en el diagnóstico de la crisis y la evidente incapacidad para afrontarla con éxito. Sigue leyendo

Nuevo modelo productivo: la innovación reclama participación.


Por Ignacio Muro, miembro de Economistas Frente a la Crisis

Cualquiera que reclame un cambio de modelo productivo exige alinearse con una producción de mayor calidad y con el desarrollo de sectores con una mayor aportación de conocimiento. Expertos y economistas, dirigentes sociales, reclaman para España más investigación, más desarrollo y más innovación, pero pocos explican cómo conseguirlo. Peor aún: nadie explica cómo es posible avanzar hacia esa deseada meta en tiempos de crisis, cuando escasea la financiación y cuando las arcas del Estado están empeñadas en desinvertir contradiciendo todos los discursos y promesas.

De modo que el cambio de modelo productivo se convierte en un deseo general, una referencia retórica y vacía, un lugar común. Lo que aquí se defiende es que hay un error de diagnóstico: no se necesitan nuevos recursos para cambiar el modelo productivo, ya que, en buena medida, esos recursos ya existen pero están desaprovechados. Sigue leyendo

Blesa no sabe, no contesta


Por Cristina Narbona, economista y Doctora en Economía, miembro de ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

Publicado en El Huffington Post el 01/12/2012 10:10

La comparecencia de Miguel Blesa en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados confirmó los peores augurios sobre la ineficacia del formato impuesto por el PP para las comparecencias relativas al análisis de la crisis y reestructuración del sistema financiero español; con el agravante, en este caso, de tratarse del Presidente Ejecutivo de Cajamadrid, responsable, según los informes del Banco de España, de la pésima gestión que ha llevado a esta entidad no solo a su desaparición tras más de trescientos años de existencia, sino a las perdidas mas elevadas de entre todas las Cajas intervenidas.

Según Miguel Blesa, “todos hicimos lo mismo” (asumir más riesgos de lo debido),  en el contexto general de dinero barato y de burbuja inmobiliaria. Ese es su principal argumento en defensa de los resultados de sus trece años de mandato, resultados que constituyen el grueso del “agujero” de Bankia, según el testimonio de Rodrigo Rato ante la misma Comisión. Rato afirmó que, de acuerdo con la auditoría de Deloitte, se calculaba en 7.700 millones las pérdidas esperadas de Cajamadrid, tan solo un par de meses después de la salida de Blesa.

No, no todas las Cajas hicieron lo mismo, como prueba la comparacion entre los resultados de Cajamadrid en 2009 -último año de la presidencia de Blesa- y los de la Caixa, entidad muy comparable por tamaño y ámbito de actividad. Con datos de la CNMV, todos los ratios de solvencia, rentabilidad, cobertura de la morosidad, etc… eran significativamente mejores en el caso de la Caixa, a pesar de que, trece años atrás,  Cajamadrid le sacaba ventaja en todos estos parámetros. Sigue leyendo

A propósito de Díaz Ferrán y el buen gobierno corporativo


Por Mónica Melle Hernández, Profesora Titular de Economía Financiera, Universidad Complutense, y miembro de ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

 Cada vez más voces reclaman la necesidad de abandonar la espiral de los recortes y poner en marcha politicas de estímulo al crecimiento. Es cierto que también se debe mejorar la competitividad y productividad de nuestra economía. El problema es que el Gobierno, siguiendo fielmente los postulados de la patronal empresarial y su ideología neoliberal, ha puesto todo el énfasis en la reforma laboral como forma de tener trabajadores más productivos. A través de ajustes de los salarios a la baja y de retrocesos en derechos laborales. Y nada se dice de la necesaria reforma del gobierno corporativo para mejorar la productividad y competitividad de nuestras empresas y de nuestra economía. La forma en que se gobiernan y dirigen las empresas es igual de relevante, al menos, que la forma en la que trabajan los empleados.

 El bochornoso caso de presunto fraude fiscal, económico y social del ex Presidente de la patronal empresarial de este país, Díaz Ferrán, ha puesto de manifiesto una vez más los fallos del gobierno corporativo. Se originan en los problemas de agencia, entre quienes controlan los recursos financieros invertidos (directivos-agentes) y los aprovechan en beneficio propio, actuando en contra de los intereses de los distintos grupos que participan y contribuyen a la actividad empresarial, entre los que además de los accionistas (propietarios), proveedores (acreedores), clientes, destacan los propios trabajadores (llamados todos ellos grupos de interés o stakeholders). Sigue leyendo