The growing Spanish crisis calls for a fiscal union


Stephen King

March 26, 2012  Finanical Times

Just when you thought it was safe to go outside, it turns out that another storm is gathering on the eurozone horizon.

Spain was always on the “one to watch” list. It now finds itself in that most awkward of positions: the financial equivalent of a vicious circle. The interest rate on its sovereign debt is rising, the economy is stalling and the government is fast losing the enthusiasm to deliver the austerity demanded by Brussels. The process then repeats itself.

Reflecting both the economy’s descent into recession and the significant Budget deficit overshoot last year, the Popular government led by Mariano Rajoy informed Brussels earlier this year that it was aiming for a budget deficit this year of 5.8 per cent of gross domestic product, significantly higher than the 4.4 per cent agreed earlier. An almighty row then broke out – one that essentially focused on the degree to which Spain is able to enjoy fiscal sovereignty – which led to a compromise deficit target of 5.3 per cent.

Even if that number is achieved, and with 17 autonomous regional governments in Spain all happily spending away, there is no guarantee that it will be, the thorny matter of reducing the deficit further to 3 per cent of GDP in 2013 remains.

For an economy shrinking rapidly, deficit reduction on this scale is not easy. Whatever one thinks about Greece’s initial fiscal problems, for example, they were made far worse as a result of subsequent economic collapse. In the autumn of 2010, the International Monetary Fund thought Greece would shrink by a rather modest 2.6 per cent in 2011. We now know the economy last year fell about 7 per cent. The Greek fiscal position was bad not only because of a lack of effort but also because the economic problems were far stronger tan expected.

Major deficit reduction in the wake of economic collapse is near enough impossible, particularly when the population starts to protest. Spain is preparing for a general strike on March 29. Yet the more Spain resists deficit reduction, the greater will be the suspicion that the authorities are merely dragging their feet. Perhaps, for example, they’re hoping for further help from the European Central Bank’s long term refinancing operations to push Spanish yields back down, thereby saving the day for the government, for its banks (now up to their gills in Spanish government debt thanks to the carry trades generated by the first two LTROs) and for the single currency, without the need for excessively painful austerity.

Here, then, is the problem. Have Spanish yields risen because investors no longer believe the country is either willing or capable of delivering the necessary austerity? Or have they risen because investors think the eurozone’s creditor nations, and their acolytes at the European Commission, are just running out of patience? Either argument could be used to explain the rise in yields yet there’s a world of difference between deliberate slippage on behalf of the Spanish and a loss of confidence on behalf of their eurozone partners.

Olli Rehn, the EU commissioner for economic and monetary affairs, has made his views known. He’d like more fiscal pain in Spain. “Because there was  perception Spain was relaxing its fiscal targets for this year, there has been already a market reaction of several dozen basis points on yields of Spanish bonds,” he said. The fault, according to him, lies solely with Spain and it is up to the Spanish to convince investors that they can bring their fiscal plans back on track.

This has become a familiar lament. Yet it does not deal properly with the interaction between growth shortfalls and the cost of borrowing within the eurozone. In the old days, weak growth was synonymous with low interest rates. In the topsy-turvy world of the eurozone, weak growth is now more often associated with high interest rates. Austerity, by delivering even weaker growth, leads to even higher interest rates.

The only way to get around this problem is to recognise the symbiotic relationship between creditors and debtors. In the eurozone, that means a fiscal union, not the constant bullying of debtors by creditors.

¿Se libran de la crisis los supuestamente ‘privilegiados’ insiders?


Antonio González es miembro de Economistas Frente a la Crisis.

Una de las escuelas desde la que con frecuencia se defiende, por parte de determinados ámbitos de la economía laboral, la desregulación del mercado de trabajo y el recorte de los derechos laborales se basa en las diferencias de protección entre los trabajadores con contrato indefinido, denominados insiders por esa línea de pensamiento, y los trabajadores con contrato temporal, llamados outsiders.

Estas ideas aseguran que los trabajadores fijos, de los que se dice que están fuertemente protegidos, se aprovechan de la existencia de los temporales, cuyos niveles de protección legal son indudablemente muy inferiores, para mantener sus condiciones de privilegio, resguardarse de los despidos, beneficiarse de mayores subidas salariales y, en definitiva, hacer recaer todos los ajustes sobre ellos.

Para leer el artículo completo pulsa aquí.

Presentación del libro “Europa al Borde del Abismo. Economistas Aterrados”


EUROPA AL BORDE DEL ABISMO

ECONOMISTAS ATERRADOS  (Économistes Atterrés)

El día 27 de marzo, martes, a las 12 horas tendrá lugar una rueda de prensa
con presencia de los autores del libro Europa al borde del abismo. Economistas aterrados,
en la sede del Instituto Francés de Madrid, calle Marqués de la Ensenada 12
.

El Instituto Francés y las editoriales Pasos Perdidos y Barataria,
en colaboración con la Asociación Democrática de Franceses en el Extranjero, presentan el libro:

Europa al borde del abismo
Economistas aterrados

el martes 27 de marzo a las 20 horas en el Instituto Francés de Madrid.
En el acto intervendrán: Henri Sterdyniak y Dominique Plhion, coautores de la obra, y miembros de Économistes Atterré,
Juan Ignacio Bartolomé y Jorge Fabra, economistas y miembros de  Economistas Frente a la Crisis,
Fernando Sánchez Pintado, editor.

Los Économistes Atterrés con su Manifiesto pusieron en evidencia que en Europa es necesaria y  posible otra política económica. En su nuevo libro profundizan en el análisis de las causas que han llevado a la Unión Europea al borde del abismo. En Europa al borde del abismo se expone de forma accesible cómo una política injusta y ciega, que tiene como único objetivo reducir el déficit con independencia de la situación económica de cada país, agravará aún más la crisis. Este círculo vicioso, que empezó en Grecia, Irlanda y Portugal, para extenderse a España e Italia, se está convirtiendo en una nueva recesión a escala mundial. Pero para algunos países es aún más grave: el título del capítulo que se refiere a la situación española (España, doce años de ceguera) es muy significativo. Con esta obra se pone de relieve que nos encontramos ante una situación extrema
que puede significar el fin del proyecto europeo y tenemos que elegir entre dominación de los mercados, estallido del euro o solidaridad europea. Porque Europa será social y solidaria o no será.

¿QUÉ ES ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS?

Economistas Frente a la Crisis es una iniciativa impulsada por un grupo de economistas preocupados con la interpretación predominante de la naturaleza de la crisis, su diagnóstico y los principios que están informando su gestión. No se trata de un problema español, ni siquiera europeo. Es un problema global cuyas manifestaciones más preocupantes hacen acto de presencia en Estados Unidos y cuyos orígenes pueden ser identificados en las políticas desreguladoras de los 80 y 90 en el Reino Unido bajo los diferentes gobiernos de Thatcher y Mayor y después en Estados Unidos en la larga era inaugurada por Reagan y continuada por Bush.

Liberalizar no es desregular. Liberalización y regulación son conceptos complementarios y ambos son imprescindibles para fortalecer el estado de bienestar, la propuesta europea para el resto del mundo, en la que los derechos y las libertades encuentran su complemento en la equidad social y económica. La desregulación está poniendo en peligro esta propuesta y los economistas no podemos permanecer indiferentes cuando es precisamente el pensamiento económico el que se invoca en vano.

Economistas Frente a la Crisis nace bajo esta preocupación. Y con esta preocupación busca institucionalizar el debate y las propuestas que recuperen para la sociedad el conocimiento que los economistas hemos adquirido en nuestras facultades y en nuestra experiencia profesional. Un conocimiento que debe ser puesto al servicio de la sociedad despojado de toda ideología que se sustente en intereses que no se compadezcan con la profundización del estado del bienestar, la equidad social y económica, única propuesta que justifica la existencia de la Unión Europea para los europeos y para el mundo.

http://www.economistasfrentealacrisis.com

Síguenos en Twitter: @MadridEco


La mala técnica jurídica de la reforma laboral


Raquel Pascual – 21/03/2012 CINCO DÍAS

A diario expertos abogados laboralistas explican en distintos foros las novedades de la reforma laboral. Generalmente, la audiencia está formada por directivos de recursos humanos, que serán los encargados de aplicarla en las empresas. Pero es menos común escuchar en estos foros lo que opinan los jueces, que, a tenor de lo que dicen los expertos, también tendrán mucho que ver en la interpretación de la reforma porque todo apunta a que se avecina una auténtica avalancha de demandas judiciales por despido o modificación de las condiciones laborales, entre otras.

Ayer, la Fundación Pons invitó a la magistrada del Juzgado de lo Social número 26 de Madrid, María Henar Merino Senovilla, a dar su visión de la reforma del lado de los jueces. Y el texto legal no salió ni mucho menos bien parado. Su crítica enraíza en la base misma de la reforma al considerar que la norma cuenta con “muy mala técnica jurídica”. Esto ¿qué significa?, pues en la práctica, ni más ni menos, que su redacción no es la adecuada para que los jueces tengan seguridad jurídica a la hora de aplicarla e interpretarla. Sigue leyendo

No a nuestra Costa


 Plataforma en defensa de la ley de costas

Estas son algunas de las principales razones por las que la Plataforma “No a nuestra costa” entiende que la Ley de Costas no debería ser reformada:

  • Nuestra costa es un espacio frágil, finito, rico y diverso. La Ley de Costas protege nuestras playas, calas, dunas, acantilados, marismas y rías de aquellas actividades que pueden degradarla o destruirla.
  • Asegura el disfrute libre del litoral y asegura nuestro acceso a las playas sin obstáculos e impidiendo su privatización. Sigue leyendo

El ajuste que nos espera


Angel Laborda

Publicado en EL PAIS 18 de marzo de 2012.

Tras el azaroso tira y afloja entre el Gobierno español y la Comisión Europea, el objetivo de déficit público para 2012 ha quedado establecido en el 5,3% del PIB. Ello supone cinco décimas porcentuales menos del que pretendía el Gobierno, pero nueve décimas más del que contemplaba el último Programa de Estabilidad aprobado por las instituciones europeas. Sin embargo, no por eso puede decirse que ahora la consecución de dicho objetivo sea más fácil, todo lo contrario. En primer lugar, el punto de partida con que terminó 2011 es dos puntos y medio superior al esperado, y en segundo lugar, el escenario macroeconómico es mucho más adverso, puesto que la economía, en vez de crecer el 2,3% previsto, va a retroceder un 1,7%, según el Gobierno.

Fuentes: Eurostat, INE y Funcas (previsiones IPC). Gráficos elaborados por A. Laborda. / C. AYUSO / EL PAÍS Sigue leyendo

Acto en apoyo de la Huelga General


PROFESIONALES DE LA UNIVERSIDAD Y DEL MUNDO DE LA CULTURA, EN APOYO A LA HUELGA GENERAL DEL 29 DE MARZO DE 2012

SÁBADO, 24 DE MARZO. ATENEO DE MADRID (C/ PRADO, 21), A LAS 12,00 H.

Para leer la carta de convocatoria del acto pincha aquí

Comunicado de Jueces para la Democracia ante la Reforma Laboral


16 de febrero de 2012
Jueces para la Democracia considera que el contenido del Real Decreto Ley 3/2.012, de medias urgentes para la reforma del mercado laboral constituye uno de los mayores ataques al derecho del trabajo y a las instituciones laborales a partir de la aprobación del Estatuto de los Trabajadores y materializa una reforma ofensiva, regresiva, reaccionaria y profundamente injusta. Sigue leyendo

Protección de hipotecados y leyes de la probabilidad


Escrito por Jose Carlos Diez ( @josecdiez ) en Cinco Dias

http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/2012/03/protección-de-hipotecados-y-leyes-de-la-probabilidad.html

Artículo 3. Definición del umbral de exclusión.

1. Se considerarán situados en el umbral de exclusión aquellos deudores de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca sobre su vivienda habitual, cuando concurran en ellos todas las circunstancias siguientes: Sigue leyendo

Manifiesto sobre Pérdidas Previstas


Manifiesto de profesores de contabilidad contrarios a la utilización de “pérdidas previstas” en la reforma laboral

Para firmar el Manifiesto sobre Pérdidas Previstas:

http://manifiestosobreperdidasprevistas.blogspot.com/2012/02/manifiesto-de-profesores-universitarios.html

Manifiesto de profesores universitarios de contabilidad contrarios a la utilización de las “pérdidas previstas” como causa económica de despido y de “descuelgue” de convenio colectivo.

El Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral (todavía pendiente de ratificación por el Congreso de los Diputados), ha modificado las “causas económicas” de despido y ha extendido su uso a la inaplicación de las condiciones incluidas en convenios colectivos. Con las modificaciones introducidas, el Estatuto de los Trabajadores presume que existen estas causas económicas “cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas”, añadiendo que “se entenderá que la disminución es persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos” (tres trimestres en el artículo 51 y dos en el artículo 82 del Estatuto de los Trabajadores). Sigue leyendo